Mes: septiembre 2011

Alessio Rastani

El hombre de la semana: no destaca por su dinero, ni por su físico, ni es un deportista de élite, no se ha tirado a ninguna presentadora de TV ni ha salido en Gran Hermano XXV.

Resulta que el tío va, y suelta un mojón de tamaño épico:

Trader: “No nos importa que arreglen la economía. Sueño con otra depresión. Prepárense. Protejan lo que tengan.” 

Por cierto, trader en inglés significa “carroñero/a”. 
El caso es que medio internet (el medio que no estaba viendo porno en ese momento) ha empezado a soltar espumarajos por la boca, la nariz y otros forámenes corporales con la declaraciones del señor Rastani. Televisión, prensa, Twitter y Google+ arden vivas mientras Facebook se entretiene debatiendo de si cierra o no, o de si la Pantoja y Paquirrín presentarán las uvas de Telecinco éste año. 
Y en el punto álgido, en el orgasmo informativo, en plena cópula de medios de desinformación y tras alcanzar la orgía máxima desde Intereconomía a Las mañanas de Cuatro, tras mil y un análisis sobre el fin del mundo, tras lanzamiento de besos, abrazos y bragas en Twitter (y alguna puñalada venenosa también) va y aparece ésto:
El tío no es un trader, ni un carroñero siquiera. El tío es un verdadero y auténtico…
…troll!

Espero que los dilatados esfínteres de ministros, banqueros, traders, brokers, periodistas, gurús económicos, presentadoras de televisión, reporteros en Bruselas y demás previsores del pliegue espacio-temporal que destruirá el mundo (otra vez) estén bien hidratados. 

Porque si éste tío ha copado todos los medios durante horas y horas por trollear de ésta manera, imaginad la que se avecina!

EDIT: Ahora la BBC, la cadena donde dio la primera entrevista, dice que no, que el andobas dice la verdad y que no es un troll de tamaño épico.

¿Qué os parece? ¿Dice la verdad o no?

Anuncios

Políticamente correcto.

En ésta sociedad casta, pura e imbécil en la que vivimos, estamos mas que acostumbrados a ser ya políticamente correctos.

¿Qué quiere decir ésto?

Que estamos “obligados” de una forma social y moral a moderar nuestro lengüaje para evitar molestar a cualquier colectivo -o persona- que exista sobre la faz de la Tierra. Por esta razón ya no existen apenas en televisión programas de chistes que si que ha habido siempre en las cadenas españolas. Los chistes, que son sólo eso, chistes, están ampliamente vetados en televisión a no ser que seas Matías Prats.

En definitiva, una mierda.

Pero luego está la otra cara de la moneda, las exigencias políticamente absurdas. Veamos un ejemplo:

“Musulmanes de Suiza exigen que se elimine la cruz de la bandera nacional


 Conste que no tengo nada contra los musulmanes de Suiza pero…¿quién habrá sido el gilipollas que ha pedido tal cosa?

Parece ser que los musulmanes de “segunda generación”, es decir, musulmanes nacidos en Suiza hijos de musulmanes inmigrantes, hacen tal petición para eliminar un símbolo eminentemente cristiano de una bandera que para ellos es foránea, porque nunca, hasta la actualidad, había habido una presencia reseñable en Suiza de musulmanes.

Para empezar, el símbolo es una cruz, que por poder, puede ser un símbolo pagano por tener origen romano. Por otro lado, la bandera suiza proviene, según Wikipedia, de inspirarse en la bandera del cantón Schwyz, “que recibió una cruz de plata en conmemoración de la lucha con el Sacro Imperio Romano Germánico“.

Si los suizos aceptaran…¿Qué pasaría con el resto de símbolos que son cruces? Porque entonces habria que evitar los cruces de carreteras y hacer rotondas en todos sitios; habría que matar vampiros clavándoles las puntas de la media luna en los ojos; todas las iglesias deberían ser modificadas para no ofenderles…

…o también podriamos quitar los símbolos islamistas que pudieran ofender a los cristianos residentes en países musulmanes, por ejemplo.

Suerte que en Suiza son mas dados a las cuentas en B y esas cosas, que si no…

A Dios no le gusta.

“A Dios (El cristiano, el piadoso, el que reparte justicia, el misericordioso) parece ser que no le gustan muchas cosas. A lo largo de la Historia sus sicarios lo han dejado bien claro, y entre otras…

-A Dios no le gustan los adolescentes rebeldes:

“Si alguien tiene un hijo rebelde que no obedece ni escucha cuando lo corrigen, lo sacarán de la ciudad y todo el pueblo lo apedreará hasta que muera” (Deuteronomio, 21:18-21)

-A Dios no le gustan los homosexuales:

“Si un hombre yace con otro, los dos morirán” (Levítico 20:13)

-A Dios no le gustan los médicos, ni los odontólogos, los enfermeros, los fisioterapeutas, los forenses…ni siquiera le gustan las monjitas que amortajan a algunos fieles de su Iglesia cuando abandonan éste mundo. En definitiva, no le gustan todas aquellas personas cuyo empleo o condición les suponga tocar un cadáver. Eso si, si te limpias no pasa nada:

“El que toque un cadáver y no se purifique debe ser eliminado de Israel” (Números, 19:11-13)

-A Dios no les gustan aquellas personas que hablan en su nombre sin su autorización, ni las personas que hablan de otros dioses como los musulmanes, los budistas, los sintoistas, los hindúes…

“Si un profeta pretende hablar en mi nombre sin que yo se lo haya mandado, o si habla en nombre de otros dioses, morirá” (Deuteronomio 18:20)

-A Dios no le gustan aquellos hermanos que, quizás, en sus juegos infantiles, se vean en un descuido una teta o una pilila:

“Si un hombre yace con su hermana hija de su padre o de su madre y ve su desnudez y ella la de él, serán exterminados en presencia de todo el pueblo” (Levítico 20:17)

-A Dios no le gustan los cuernos.

“Si alguno comete adulterio con la mujer de su prójimo, morirán los dos, el adúltero y la adúltera” (Levítico 20:10)

-A Dios definitivamente no le gustan los feos, eso está claro:

“Ningún varón que tenga un defecto presentarálas ofrendas, ya sea ciego o cojo, desfigurado o desproporcionado, enano o bisojo, sarnoso o tiñoso, o jorobado, o con un pie o una mano quebrados o con los testículos aplastados” (Levítico 21:18)

En cambio, Dios si que gusta de esclavos…

“Si compras un esclavo hebreo, te servirá seis años” (Éxodo 21:2)

…y de riquezas, locales de lujo, los dorados y muchachitos en falda.

Qué cosas tiene éste Dios y cuánto amor gusta de repartir entre sus fieles.

Méteme la canción.

Hace mas de cinco años que trabajo en diferentes discotecas y pubs y he tenido la suerte de conocer a muy buenos DJ’s, incluso de meterme en las cabinas y ver cómo trabajan…así como personajes a los que habría que cortarles las manos y meterle los muñoncitos en sal.

Pero lo de ésta página se sale. Es una recopilación de todas las notitas que les mandan para pedir una canción, que cambien un tema o simplemente, porque tienen ganas de follar. Todo es posible. 
Disfrutadla igual que yo, porque me estoy descojonando vivo!