Quince de Octubre

Habría que ser muy muy torpe para no darse cuenta de lo que se está gestando. El mundo en estos momentos vuelve a convulsionar de abajo a arriba, de Oriente a Occidente y mas allá de las religiones.

Nos llaman “indignados”, una nueva forma de decirnos “hippies” casi de forma despectiva. No es indignación, señores, es hastío.

El movimiento sigue siendo pacífico con contadas excepciones, pero eso no va a durar mucho. La gente quiere cambios, es obvio. Hemos vivido en una ilusión, el hecho de creernos ricos, cuando los ricos fueron los de siempre, los de arriba. Se ha demostrado que el sistema capitalista ya no funciona, si es que alguna vez lo hizo: no se puede vender mas y mas, no se puede uno enriquecer mas y mas sin importar el límite ni las consecuencias.

Pero el movimiento necesita un empujón mas. Todavía es algo “tímido” y no, no estoy llamando a la violencia, pero si a la Revolución. Mientras millones de personas a lo largo y ancho del mundo salen a la calle para demostrar su descontento, unos pocos mandatarios, banqueros, personal financiero y demás circo económico aprieta fuerte en el váter para cagar mas y poder limpiarse el culo con las exigencias de aquellos a quienes dominan, a nosotros.

Las manifestaciones son un paso, pero es necesario un cambio de actitud. Una actitud que EXCLUYA la participación y el Gobierno de estas personas que nos niegan una democracia real, que nos niegan una vivienda a un precio posible, que nos niegan derechos, que recortan salarios mientras aumentan sus posibilidades, que cierran hospitales, que dificultan el desarrollo personal.

En España nos sabemos el truco: sabemos quienes son, qué hacen, por qué y para qué. Y estamos cansados de ese juego.

Desde aquí me gustaría instar a cualquier persona que lea esto que piense: pensar es una gran herramienta. Dejaos de televisión, tras la pantalla son todo mentiras. Hablad, compartid, discutid y razonad. Cambiad la actitud: yo puedo permitirme sacar mi dinero del banco, puedo permitirme no pagar una hipoteca y si un alquiler, puedo permitirme ese cambio, un cambio que ya está llegando pero necesita una vuelta de tuerca mas.

Hay muchas formas de actuar, de moverse, de participar. Muchísimas. Y les duelen y nos lo hacen saber con mas y mas mentiras. Dentro de poco tendremos un papel en la mano que en teoría nos permite participar en la vida pública: hacedlo. No hay otra forma, porque la otra que queda es salir a la calle y arrasar todo aquello que nos oprime a la mayoría, al pueblo.

Ha comenzado el cambio. ¿Cambiamos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s