Sex & Suicide

Curioso combo voy a hacer en breves instantes: hace poco ha aparecido el video de un chaval mostrando unas tarjetas, con la cara encogida y el pulso como para robar panderetas. Un chaval que apenas tendrá 13 o 14 años y que habla sobre el suicidio como yo hablo de ir a trabajar cada fin de semana.

Dice que todos le odian, y que lo entiende, porque él también ha llegado a odiarse a si mismo. Un chico con esa edad. Ni siquiera ha empezado a vivir y no puede con su propia vida.

¿En qué mundo está creciendo? ¿Nadie ve nada? ¿Sus padres no ven los cortes de su piel? ¿Ni las cicatrices?

¿NADIE de su instituto ha visto ninguno de los abusos que dice recibir desde que tenía apenas 10 años?

Normalmente esto es por culpa de los prejuicios. Como prejuicios son el que yo diga: “Y ahora veremos a una chica bailar en una barra americana”. Automáticamente habéis pensado en tetas y dólares en un tanga rojo de lentejuelas, pero esperad a ver el video. He visto atletas con menos fondo que esta chica.
Qué crack.

Ahora eso si, ésta te mete un guantazo y te viste de torero.

Conclusión: la vida sin prejuicios es la mejor vida que podemos llevar.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s