Bad present

Yo creo que no me he reído más con un vídeo en todos los días de mi vida, algo que siempre recomendé a mi madre que hiciera cuando mis hermanas se portaban mal, pero nunca pude disfrutar como hermano mayor maldito: darle un “mal regalo” a un niño por Navidad.

Pues como “prueba” cachonda para finalizar el año, unos cuantos padres se han propuesto darle a sus hijos regalos tan inverosímiles como inútiles, a saber: un martillo, una patata, un tupper con un sandwich…Cosas que ellos no esperan y cuyas reacciones, como niños o pre-preadolescentes da que pensar también.

Aparte de que espero que los padres enmendaran el error, la mayoría de niños -incluido yo cuando lo fuí….bueno, y hoy día también) esperan mas o menos los regalos que han pedido a [incluya aqui entidad que reparte regalos en su país de origen] lleguen a casa, y si no son esos exactamente, uno parecido bastaría. Pues no, a estos chicos los van a dejar entre el mal sabor de boca y el desconcierto al encontrarse sorpresas, pero sorpresas de verdad.

El asunto es…¿estamos demasiado mal acostumbrados?

O por el contrario…¿es adecuado darle un premio así a un niño tras un año de trabajo en cuanto a buenas acciones se refiere?

Yo es que siempre fui más de República, tú me entiendes.

Momento “old banana” épico, por cierto xD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s