Mes: marzo 2012

Idiosincrasia del sevillano medio.

A pesar de que la actualidad política lo reclama y lo exige, hoy me niego a escribir algo relativo al asunto. Ya hay cientos de blogs, periódicos y especialistas analizando las consecuencias de la huelga general hasta en un plano metafísíco y como mi opinión va un poco con la idea general, me la reservo.

Pero hoy, ahora que se acercan estas fechas tan especiales de capirote e incienso, la semana en la que el mundo cristiano redime sus pecados y en buena parte del mundo lo hace ante estatuillas de madera y tela, creo que es el momento de revelar uno de los secretos peor guardados de la humanidad: la idiosincrasia sevillana.

idiosincrasia.
(Del gr. ἰδιοσυγκρασία, temperamento particular).
1. f. Rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colectividad.

Si, damas y caballeros. La Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Invicta y Mariana Ciudad de Sevilla no sólo atesora recuerdos y momentos de la Expo del 92, el caso Arny y las borracheras de María Patiño en la Feria, sino que una vez al año toda la ciudad se transforma para convertirse en el recinto más sagrado del mundo, excepto si llueve claro. 
Sevilla posee en su haber alrededor de cincuenta iglesias y capillas sólo en el centro histórico, sesenta si sumamos el populoso barrio de Triana. Podemos llegar a los ochenta edificios si sumamos conventos y claustros. Una ciudad religiosa por definición, vaya. No cabe duda.
Durante los días previos a la Semana Santa la ciudad entera se engalana, se limpia, se remoza allá donde sea necesario, huele a la flor del naranjo, aumenta el ratio de turistas por metro cuadrado y de pronto todo el mundo entiende más de Cristo que el propio manager de Cristo, es decir, el Sr. Papa de Roma. Pero los Sevillanos…Ay, los sevillanos! Ya lo decía Antonio Machado: “Oh maravilla, Sevilla sin sevillanos, la gran Sevilla!
Y ya lo corroboran las cifras: el sevillano medio, un par de semanas antes de que un burro de cartón rodeado de palmas secas asome por la puerta de la Iglesia del Salvador ya sabe a ciencia cierta de donde o cuándo saldrá tal o cual hermandad, el color de la túnica de sus nazarenos, el manto nuevo de cuál virgen y si al Cristo le han cambiado las espinas o le han puesto un traje de neopreno, por si llueve. Porque aunque no os lo creáis, el resto del año las diferentes iglesias funcionan a medio gas excepto por las ultras, señoras que rondan la sesentena y acuden al repique de las campanas así caigan chuzos de punta.
Ahora mismo, las mejores páginas de meteorología se ven colapsadas por las visitas de mis paisanos para consultar si lloverá o no, a que hora caerán las primeras gotas o si sobrevendrá el diluvio universal, pero os recuerdo que estamos en primavera, que hace falta agua, y que si no queréis que llueva cambiad capirotes por gorritos de paja y hacedla en Agosto y así fomentamos el turismo estival. Dos pájaros de un tiro. 
Esta ciudad durante ésta semana concretamente (en realidad durante buena parte del año también) es para disfrutarla con los cinco sentidos
Si venís durante estos días, aparte de ver una ciudad preciosa con los naranjos cuajados de azahares y degustar más dulces del que podría asimilar vuestra insulina, se ven por las calles bares cuya BSO se resume en un CD con las mejores marchas de Semana Santa, olor a incienso en cada esquina del centro, tournés de gente acudiendo a tal o cual iglesia a ver una performance que en realidad pueden ver cada domingo y sin aglomeraciones, pero quizás eso sea demasiado.
Podréis oir golpes en el pecho del capillita más ibérico hablando acerca de su antigüedad en la Hermandad; de que un día hizo el recorrido de la procesión sin salirse a beber una cerveza o sin descolgar el teléfono móvil abrir el WhatsApp para contarle a sus colegas en qué tramo va, o de que un día la Duquesa de Alba le confundió con su yerno.
Podréis tocar el terciopelo mejor bordado de las túnicas de los nazarenos, los cuáles se supone que van haciendo estación de penitencia, es decir, una patulea que puede llegar hasta las quince horas para redimir sus pecados. Con lo fácil que lo tienen, que con ir un domingo a la iglesia el cura local les hace un reset de sus malas acciones y ¡pueden volver a empezar!.
Y por supuesto, podréis oler el perfume a azahar de los naranjos y a miel de los pestiños, y si os acercáis lo suficiente también disfrutaréis del olor a chotuno que sale de debajo de cualquiera de los pasos, fruto del esfuerzo de unos cuantos costaleros y su Fé en el hijo de Dios. ¿A nadie se le ha ocurrido colgar un ambipur olor pino dentro debajo de ese armazón de madera?
Al sevillano medio en cambio lo veréis por las calles bien vestido, arreglado, afeitado, perfumado y si tiene pelo, engominado, especialmente el Domingo de Ramos el cual luce sus mejores galas y saca del armario su más preciado traje de El Corte Inglés que utiliza para las bodas y las comuniones, y radio en mano y pinganillo en la oreja se dispone a disfrutar de nueve o diez procesiones al mismo tiempo, aunque sólo este viendo una y suficiente por hoy, “que me duelen los pies de los zapatos nuevos“. Aunque esta tradición tan arraigada está cayendo en desuso en favor de las nuevas tecnologías de la información. Bendito sea el señor, que permite que la Ciencia avance.
Lo veréis entre procesión y procesión en los mejores bares y tascas comentando tal o cual detalle, si esta marcha no encajaba con el momento, si la Virgen va muy mal arreglada (este comentario suele ser propio de  las féminas capillitas), si el giro en la esquina de nosedonde ha sido delicioso…El propio bar en si puede parecer un templo desacralizado, un local donde pareces entrar en una iglesia y puedes ver colgando del techo el palio de una virgen o un jamón de la sierra de Huelva y aquí nadie se despeina. Qué cosas.
El resto de días no se lleva traje a excepción del Jueves Santo, donde debido a la muerte del Señor (que lleva crucificado desde el lunes como mínimo) las señales de duelo se multiplican y aparecen entre las damas las hermosas mantillas que tan arraigadas están en las costumbres ibéricas. Respecto a las mujeres, dinerales se dejan en Zara, Mango y Stradivarius para estar más guapas que nunca cuando salga su hermandad. Palabrita.
No se entienda ésto como una crítica a la Semana Santa ni a sus fans: si a mi me parece fantástico que la ciudad entera permanezca colapsada tanto si te gusta como si no. Mejor para mi: menos tráfico por mi ventana, que vivo en un bajo y se me llena del polvo que levantan los coches. Además es una tradición muy bonita: recuerda el martirio y sangriento sufrimiento de un hombre que vivió hace dos mil años y que murió sobre un madero clavado por las muñecas tras sufrir escarnio público, como un vulgar ladrón, para salvarme de mis pecados. Era previsor el hombre.
(Pues va a tener que morir seis o siete veces mas para salvarlos todos…)
Me hablan de respeto. Que respete estas tradiciones, que son muy bonitas, que yo no soy católico pero me encanta la Semana Santa, que yo soy gay pero yo no muero sin ver este año salir a la Esperanza de Triana, ¿misa yo? ¿tú estás loco?, ¿dinero?¿para que se lo quede el cura? y así podría seguirse hasta aburrir al mismísimo Dalai Lama.
Cuando un cristiano me habla de respeto, me viene sin poder evitarlo a la mente una imagen como esta:
Yo no niego que la Semana Santa sea un gran atractivo turístico así como un valor cultural de la ciudad. No niego que no sea estéticamente bonito, porque de hecho lo es: muchas de las esculturas son auténticas joyas barrocas, hay bordados de mantos que nunca más veréis en ningún otro lugar, orfebrería y platería que asusta por su precisión, y el conjunto de un cortejo es una gran obra de teatro: un decorado excepcional, olores, texturas, voces, ruidos, música, luz y color. Yo mismo me acerco a ver un par de cosas por motivos familiares. No niego que la gente pueda sentir esa Fe que yo no siento y dejen escapar su devoción al menos esta semana al año.
Si es cierto que hay gente que durante todo el año es monotemática con esta festividad y te los ves en pleno octubre con un colocón de incienso al mas puro estilo yonki, pero esos al menos son consecuentes con sus creencias y las sostienen hasta la siguiente Semana Santa, año tras año.

Pero no me vais a negar a mi lo hipócrita y lo cínico del asunto, de encontrarte gente a los que prácticamente les resbala su religión y no sigue ni uno de sus preceptos, para llegar abril y santiguarse hasta delante de la Cruz Roja. Y no con poca vergüenza responden, si les preguntas (y si no les preguntas también) y te dicen que ellos no son católicos, pero su [Inserte aquí Hermandad] que no se lo toquen y atrévete a decir algo que te escupo en la cara. Gente que en realidad el resto del año ni se acercan a su Hermandad, solo pagan religiosamente para poder tener un sitio en esa interminable fila de nazarenos y poder decir que “este año, salgo“. De gente que se lamenta de la pobreza en el mundo y aplaude cuando le compran una corona de plata nueva a la Virgen o le renuevan el dorado de pan de oro a la estructura de madera que la sostiene. Que si, que lo paga la Hermandad, cojonudo. ¿Pero este dinero no podría destinarse a otras cosas más importantes, como ya han hecho en otros lugares?

Por comparar, es como si un musulmán hiciera el ayuno del Ramadán porque dice que le viene bien para la dieta
Pero damas y caballeros, ésta es la idiosincrasia del sevillano medio. No se la pierdan porque es única.
Nota 1: Nótese el humor patente en toda la entrada. 

Nota 2: Conste que me encanta esta ciudad, me encanta vivir aquí y no lo cambiaría por nada del mundo. Una vez lo hice y volví con el rabo entre las piernas, y ahora es como volver al Paraíso. Por si quedaban dudas.

Think tank

El lenguaje que utilizamos puede ser muy poderoso o una mierda del tamaño del casco de un picaor.

Me explico:

Todo lo transmitimos a los demás con alguna forma de lenguaje, sea o no corporal, aunque en éste último caso es más potente. Pero volviendo al lenguaje escrito y hablado, todos solemos tener en mayor o menos medida una serie de palabras cuya sonoridad nos agrada. Dicen que la palabra que mejor nos suena es “amor” aunque yo sostengo que es “jamón”. Allá cada uno.

Pero hay una que me eriza hasta los pelos de donde no los tengo, y esa palabra es:

THINK TANK

Suena guay, ¿verdad? Pues a mi no me hace ni puñetera gracia. Os cuento.
¿Alguna vez os habéis parado a pensar cómo pueden ciertos partidos políticos o corporaciones pensar todos igual, si para poner de acuerdo a 4 personas hace falta un Doctorado en Relaciones Interpersonales? ¿Son tan tontos como parecen o por el contrario, les enseñan a ser así? La respuesta a esta pregunta última es SI para ambas: son así de tontos y les enseñan a ser así.

Un Think Tank es lo que parece: un grupo de personas, en principios “expertos” en algo, que se reúne para pensar por otras. Qué cosas, delegar nuestros pensamientos en gente que quizás ni conozcamos. Pero sigamos adelante:

En España los suelen llamar “Instituto” o “Fundación” para darles un aire de personalidad, como si llevaran existiendo desde el siglo XVIII o algo así. Como si de verdad creyéramos que dentro de esos lugares hay gente con togas y el pelo cano paseando por un jardín surcado por pequeños canalones de agua divagando acerca de si el PSOE es bueno o es malo, o si por el contrario la insustanciabilidad del Hombre es eterna o sólo le dura hasta que se sienta en el retrete.

Un par de ejemplos españoles, para demostrar que cuando queremos somos mas “tank” que nadie: la FAES y la Fundación IDEAS.

Gente pensando.

Una la preside nuestro querido ex-presidente Ánsar, y la otra Jesús Caldera, un ex-ministro de ex-Zapatero. Ahora  no es zapatero sino que es conferenciante y cobra 60.000 tacos por dar charlas sobre ECONOMÍA. Cágate, chaval. La palabra “cinismo” no tenía sentido hasta ahora. Pero continuemos con los “think tank”.
El caso es que estas asociaciones o fundaciones no son nuevas, existen desde los 70 y 80, pero ahora más que nunca están de moda, tanto la institución como la palabra en si, para hacernos ver que los grupos políticos tienen detrás un nutrido cuerpo de cabezas pensantes y que las reformas y modificaciones que llevan a cabo no son gratuitas, sino que están maduradas y re-pensadas por y para el bien del Pueblo Hispanistaní. Eso sólo nos deja una opción:
“Nuestros políticos no piensan, se dejan llevar pensar”. 

No todos, válgame, pero la mayoría no está dispuesta a que ese zumito de color blanquecino al que llaman “neuronas” se les desgaste haciendo cosas como por ejemplo, estrujarse los sesos para salir de una crisis galopante (recesión, dicen) en la que se supone que estamos inmersos. 
¿Por qué decía al principio que esta palabra me suena mal? ¿Por qué me dan ganas de salir corriendo al baño cuando la oigo?

Porque me parece la mayor aberración social que hemos construido desde Eurovisión. Un “think tank” como resumía arriba no es mas que la conjunción de los astros pensantes afines normalmente a una ideología, los cuales se dedican a elaborar sesudos estudios dirigidos a reafirmar las ideas del partido (o grupo) al que sustentan y por el que son sostenidos económicamente hablando. Cambian Prostituyen ideas por dinero, ideas que normalmente a la hora de salir de estos gabinetes del bien-pensar ya están anticuadas y merecen una revisión. Ideas que sabemos perfectamente que no nos benefician en lo más mínimo, porque de todas esas personas que se reunen en un think-tank de carácter asesor orientado a la política, pocos conocen realmente qué está sucediendo aquí abajo.

Pensémoslo fríamente: les estamos dando poder a unos tíos que gobiernan pero que no piensan, que simplemente se dejan guiar por otros que están sentados en un despacho cobrando un sueldo con más letras que tiene esta entrada.  ¿Qué tipo de personas nos podemos encontrar en los “think tank” españoles? Hagamos una breve recopilación de los think-tank no-políticos, que son pocos y aquí cito menos, pero es suficiente. Que me acabo de levantar, señores. 

CIDOB: Se define como no-político. Los cojones: cuenta con miembros como Narcís Serra o Javier Solana y está patrocinado por la Generalitat de Cataluña, el Ministerio de Defensa o el Ayuntamiento de Barcelona, entre otros. 
FRIDE: Se supone que tampoco tiene nada que ver con la política, pero cuenta entre sus filas con unos hermosos Pedro Solbes, Ana Palacio, Joaquín Almunia o Soledad Becerril
¿No-políticos? Como podéis comprobar, el color político se diluye más cuanto más dinero ingresas. 
Qué pelazo asalvajado, es un malote. Normal que tenga a la Botella loca perdida.


Mi crítica radica en que estamos viendo diariamente como se nos reducen los sueldos, como se nos recortan los presupuestos en Sanidad, Educación o prestaciones sociales. Como cada día tenemos menos y cuando tenemos poco, aún nos aprietan más las tuercas porque quieren más y mas. Y lo peor es que les está saliendo de maravilla. Pensad en ésta relación directa:

THINK-TANK ——-> PARTIDO POLÍTICO ———> IDEOLOGÍA POPULAR

Ya sabéis quiénes piensan por y para quien. Ya conocéis quienes son los que les dicen a los políticos: “Es que hay que recortar, que no me llega para marisco”. Ya sabéis de dónde vienen la mayoría de discursos, discursos preparados por algún becario o secretaria utilizando como base los estudios de estas empresas enmascaradas como asociaciones de amiguitos que se reunen a jugar a ser Dios.

Discursos que lamentablemente después oigo en los bares, en un taxi, en un mercado de barrio o allá donde se crucen dos o más filósofos de barra. Esta es la mayor consecuencia ideológica que tiene un “think-tank” en la población de a pie. Y es la que nos está destruyendo como sociedad.

Y muchos a estas alturas, después de leer un tocho infumable y con poco sentido estaréis pensando: ¿Bueno y qué? ¿Qué mas me da a mi? Y si me importara, ¿Qué se puede hacer contra esta gente para evitar que sigan jodiéndonos la vida?

Darles donde más les duele.

PENSAR.

Damas y caballeros, ahora que hay cinco millones de parados en nuestro país y en consecuencia, muchísimo tiempo libre,  deberíamos pensar si estamos caminando por la senda correcta, si las medidas que hemos tomado hasta ahora como Pueblo son eficaces o no.

El domingo hubo una abstención altísima en las elecciones andaluzas, y la mayoría por dejadez, pereza o simplemente, “yo no voto nunca”. Fantástico. Error. 

Mañana hay una huelga general. Una huelga general que en otros tiempos hubiera hecho temblar a cualquier Gobierno, pero hoy día gracias a la precariedad laboral y el hecho de saber que la gente tiene miedo de defender sus derechos, los políticos se limitan a reír a carcajadas mientras se limpian los hocicos manchados de caviar de beluga ruso.

Recordad: viven en la opulencia, y nosotros luchamos por que nuestro sueldo roce los 800 euros. Sus zapatos valen el sueldo nuestro de un mes.

¿No es suficiente ya?

Nosotros somos el  verdadero y único think-tank. Y ellos tendrán que obedecernos.

Dulce resaca.

Ya está. Ya pasó. La jornada electoral andaluza ha finalizado sin sobresaltos, pero con muchas, muchas sorpresas. Han sido unas elecciones muy curiosas que me dejan un sabor agridulce en la boca. Agrio, porque nuevamente PP y PSOE han absorbido la mayoría de votos dando lugar a un parlamento bicéfalo: PSOE y PP por un lado, IU por otro.

Pero dulce, dulcísimo como la miel al ver que IU ha doblado el número de parlamentarios en tan solo cuatro años, logrando unos resultados similares a los del año 96, pero no tan buenos como en el 94 donde obtuvieron un 20% de los votos. Esta es la imagen gráfica que ya hemos visto todos en los medios:

Con estos datos en la mano, podemos sacar unas cuantas deducciones objetivas que van más alla de la soflama política que tengo prevista para el final de esta entrada. No obstante es pronto para hablar de este asunto:
1. El PSOE ha perdido 9 diputados, de los cuales 6 han ido a parar a IU y 3 al PP. Al PSOE ya se le dio un gran aviso en Noviembre y otro ahora. Espero que entiendan las indirectas: sabemos quienes son y qué quieren de nosotros. 
2. El PP ha ganado 3 diputados aun teniendo únicamente un 1% de votos más que su compañero de baile. La Ley D’Hont funciona de maravilla en las circunscripciones pequeñas. La reforma laboral y la política de recortes parece haber pasado factura al PP más rápido de lo que ellos creyeron.
3. A mi forma de ver, IU ha sido la gran ganadora de estas elecciones: han llegado a la gente con un discurso lógico y fuera de la linea que siguen PP y PSOE. Hemos visto qué ocurre cuando ponen en práctica alguna de sus teorías (reducción del paro, hipotecas superbaratas…) y la integridad y cercanía de sus discursos. Ahora veremos si todo eso era verdad, o si son políticos como el resto. 
Ojo que se acerca la soflama: ahora es cuando comienza el juego político, las verdades y mentiras y el baile de los desarrapados. 
El PP se siente ganador de esta contienda y realmente lo es: tiene más votos que nadie y ahora mismo es la principal opción política de Andalucía. La derecha ha llegado con fuerza. Pero el PSOE aun cree que es la niña bonita del socialismo y también se cree ganador, y da por segura la coalicción con IU, que al menos en su mayoría son auténticos políticos de promesa y hecho, todo lo contrario que los otros dos partidos. Oigo constantemente que la “izquierda” es la opción política mayoritaria en Andalucía en estos momentos, y esto sería verdad si realmente el PSOE fuera un partido de izquierdas. Pero no lo es.
Pero como en política la conveniencia está a la orden del día, vamos a jugar a que sí lo es. 
Ahora IU tiene literalmente al PSOE agarrado por las pelotas (y con una sola mano). Sanchez Gordillo, del que soy fan por ser alcalde de uno de los pocos lugares de España (me atrevería a decir que el único) donde han conseguido organizarse de tal manera que el paro es un mal recuerdo de otros tiempos, ya declaró que no habría pacto con el PSOE debido a la política sostenida por estos durante los últimos años. Estas declaraciones quedaron recogidas el 13 de Marzo, aunque ayer se reafirmó en sus ideas.
Tal y como están las cosas, pueden plantearse varias situaciones en Andalucía:
1. Que IU decida no pactar y contentarse (y no es para menos) con sus 12 diputados. El PSOE lo necesitaría en el Parlamento para llevar a cabo cualquier asunto y hacer frente al PP. Esto supondría entender que el PSOE aplicará una política de izquierdas real y que dejaría de hacer lo propio con el PP cuando les conviene. Pero el PSOE seguramente aplicaría la senda de la venganza para dejar caer su peso contra la pequeña formación política.
2. Que IU decida pactar con el PSOE a cambio de algunas consejerías, las proporcionales a su peso parlamentario. El PP no accedería a la Presidencia de esta manera e IU sería tomada más en cuenta, perdiendo parte de su poder potencial.
3. Que IU decida pactar con el PSOE a cambio de bastantes consejerías, incluso la mitad de ellas: si son la llave a la Presidencia, pueden exigir prácticamente lo que quieran o no hay trato.
¡Que se besen!¡Que se besen!
La tercera opción contravendría las declaraciones de Sanchez Gordillo, pero viendo los resultados electorales puede utilizar de manera legítima el poder de su partido para hacer girar de manera definitiva el Gobierno andaluz a la izquierda. Por poder, pueden pedir voz y voto en los presupuestos, pueden pedir las ya citadas consejerías e incluso solicitar que cualquier reforma que quiera llevar a cabo el PSOE sea pactada con ellos primero o de lo contrario no habría pacto alguno. Y precisamente esta opción es la que me parece más interesante.

Interesante porque por ejemplo, IU podría pedir las consejerías de Educación, Empleo, Obras públicas y vivienda, Cultura o Igualdad y Bienestar social, Medio Ambiente y la más obvia, Agricultura y Pesca.

IU tiene en su mano revolucionar el campo andaluz como ya lo hizo en el pequeño pueblo de Marinaleda; tiene la oportunidad de redirigir el empleo, de innovar en Educación y de lograr que una CC.AA alcance de verdad la Igualdad y el Bienestar Social. En realidad, cualquier consejería en manos de IU creo que puede ser realmente interesante verla funcionar.

Ahora solo falta esperar a la conformación del Gobierno. No va a ser nada fácil, pero estoy seguro de que el resultado no podía ser mejor: una gran formación política de derechas que gana pero no gobierna; una gran formación política de centro-derecha que no gana pero cree que va a gobernar, y el pequeño David que no ha ganado ni tampoco ha gobernado, pero ganará y gobernará haga lo que haga.

Esta si, es una dulce resaca.

La fiesta electoral.

En uno de estos días que sales de trabajar tardecito, cuando te fallan ya las rodillas, las manos y la vista, sales a la calle y te encuentras esto…

Por un momento os prometo que me lo he creído xD

De hecho, he tardado en darme cuenta de que no era una fiesta de verdad, pensaba que lo de “coca” se refería a “coca-cola”, a refrescos. Ay, inocente de mi!

No sé quién lo habrá hecho, pero desde luego se merece un gran aplauso por criticar de una manera tan original (usando un cartel similar a los típicos que usan las discotecas cutres para anunciar sus fiestas) tanto a PSOE como a PP.

Pero seguro que todavía alguien pica y se planta en la discoteca que aparece en el cartel, a ver qué surge!

(Visto en Sevilla, en la zona de Viapol)