Cállese, señor cura.

Siempre, siempre salta un cojo. Siempre dice algo quien más tiene que callar. Siempre habla quien no debe y calla quien no tiene. Y esta vez me infla los huevos al nivel “Balón Nivea”, con idéntica tonalidad cromática, por el esfuerzo.

Atención al vídeo de La Sexta, y a la Nota Oficial de los Obispos de Andalucía. Siento no poder poner mejores enlaces, pero con eso es suficiente.

Es decir: nos dicen vagos unos tíos que viven del cuento en su máxima expresión, que “trabajan” contando monsergas acerca de  un zombie judío, que nació de madre virgen la cual fuera fecundada por una paloma; que puede darte la vida eterna si simbólicamente comes de su carne y bebes de su sangre, y si por vía telepática le dices que lo aceptas como tu maestro, para que pueda remover de tu alma una fuerza maligna que está presente en la humanidad porque una mujer fue convencida por una serpiente parlanchina para que comiera una fruta de un árbol mágico.

Y los vagos somos nosotros. Al menos la idea se la curraron, no me jodas.

Estos señores -en algunos casos, tirando a señoras ya- hablan de trabajo, y no trabajan.

Estos señores hablan de familias, y no pueden tener una. Solo saben acerca de UNA familia cuyo padre es cornudo, su madre virgen y zoofílica y el niño es un zombie. Cojonudo el modelo.

Estos señores hablan de educación, y precisamente ellos pueden saltársela a través del seminario.

Estos señores hablan de nacimientos y muerte, pero no hablan de las vidas de sus “fieles” durante todos esos años. Sólo les importas si tu madre quiere abortar, o si decides abandonar el mundo por voluntad propia. Mientras, NO ERES NADA.

Estos señores hablan de paz y fomentaron las guerras.

Estos señores hablan de amor, y siembran el odio. Bueno, hablan de amor solo con los niños menores de 14 años. No les debe gustar mucho el pelo.

Estos señores hablan de la pobreza y se visten con túnicas doradas, portan anillos de oro macizo y custodian obras de arte de incalculable valor para la Humanidad.

Solo tengo una cosa que decirle a estos curas.

Cállese, Señor Cura. 

Después se asombrarán cuando, durante las revoluciones sociales, ellos sean los primeros en caer. Tiempo al tiempo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s