Soho Benita

Desde que volví de Barcelona a finales de 2010 me he encontrado con una Sevilla radicalmente distinta, con multitud de locales diferentes por todos lados, propuestas innovadoras, restaurantes de cocina internacional, de alta cocina, mejoras en espacios urbanos como Metropol Parasol que ha conseguido regenerar un barrio entero…

…y en ese barrio me quiero centrar. La finalización de la construcción de la nueva Plaza de la Encarnación ha supuesto para la ciudad una inyección de creatividad y renovación para los locales que la rodean, consiguiendo expandir el centro “clásico” hacia el este de la ciudad. Nadie puede negar el impacto tan positivo de este nuevo monumento de madera y por el que muy poca gente apostaba al principio. Gracias a movimientos ciudadanos como el #15M y a diversas propuestas por parte de los comerciantes, la zona es ahora el foco urbano mejor considerado de la ciudad.

Una de esas propuestas ciudadanas me sorprendió gratamente: los comerciantes y propietarios de negocios de las calles Pérez Galdós, Santillana, Ortiz de Zúñiga y Don Alonso el Sabio decidieron unirse en esta época de crisis bajo el original nombre de Soho Benita para promocionarse dentro de la oferta comercial y turística de la ciudad. ¿Qué es lo que ofrecen exactamente?

Pues en la variedad está el gusto. Son quince locales que unen arte, salas de exposición, alojamiento, moda, gastronomía, complementos, libros y diseños entre otros para dar al público algo que se venía demandando durante bastante tiempo: renovación, nuevas ideas. Quitarle el polvo a los viejos lugares del centro.

Se encuentran en un lugar estratégico, ya que están localizados entre la citada Plaza de la Encarnación y la populosa Plaza de la Alfalfa, convirtiéndose en un lugar de paso obligado para turistas y residentes que quieren disfrutar del buen tiempo sevillano para dar un paseo por las calles de la ciudad. Y así, desde la iniciativa privada y con ánimo de mejorar lo encontrado, estas personas continúan mejorando su entorno y ofreciéndonos un espacio distinto que poco a poco, va tomando forma y color. Y estoy convencido de que en un futuro será todo un referente, si van ampliando el número de tiendas y calles adscritas a la iniciativa. Hace poco además realizaron su presentación oficial al público.

Por mi parte y desde mi experiencia, puedo contarles lo que me encontré en Barcelona: durante las fiestas de Santa Llucia en Diciembre, los comerciantes de numerosas calles del Barrio Gótico solían decorar el suelo de las calles de la zona con saquitos de tierras con velas para delimitar el espacio y alegrar la vista; las tiendas, bares, restaurantes y hoteles abrían hasta más tarde para convertirse en salas de exposición tanto de productos propios como nuevas colecciones, ropa de diseño a precios realmente asequibles para todos los bolsillos, obras de arte repartidas por las calles, un poco de música, un poco de comida gratis aquí y alli, una copita de vino y cava para los visitantes…En fin, una serie de ideas que estoy seguro que aquí en Sevilla triunfarían.

Sólo espero que realmente les vaya bien, porque iniciativas como esta, que surgen de la necesidad de cambiar y de mostrar que Sevilla no es solo Giralda, Feria y Semana Santa, son las que me hacen estar orgulloso del lugar de donde soy y donde vivo.

Daos una vuelta por Soho Benita, no os arrepentiréis!

PD: Durante la realización de esta entrada no se conocen transferencias monetarias ni intercambios de favores. Cuando las cosas se hacen bien, hay que echar una mano, ¿no lo sabíais?

8 comentarios

  1. Sobre gustos no hay nada escrito ni definitivo, pero lo que es innegable es que ha revitalizado el barrio y ya hay visitas guiadas por la zona, además de interés internacional. No todo iban a ser azulejos y filigranas, no?

  2. Se podría haber tratado de conservar la esencia de la ciudad, que no forzosamente ha de pasar por azulejos y filigranas, sino por el buen gusto, del que sí hay mucho escrito y bien definido.
    En cuanto a visitas e intereses, también se venden entradas para ver a monstruos de ferias.
    Revitalización? Tú no has conocido lo que era La Encarnación…

  3. Conservar cuál esencia, la de los derribos de los años sesenta? La clásica? La neomudejar? Cada época tiene sus cosas y cada tipo de arquitectura debe dejar su legado.

    La Encarnación que yo conocí era un solar enorme, vacío, ruinoso y vergonzoso.

    Sevilla tiene esencia para hartarse, y debemos avanzar y cambiar, y el contraste nos hace bien. O eso creo 🙂

  4. No siempre avanzar y cambiar es sinónimo de mejoras.No te parece?
    El contraste, como dices,puede ser bueno,sí; siempre que no chirríe. Y las setas,precisamente,chirrían hasta hacer daño.
    …Las esencias también se gastan,se evaporan si no se saben cuidar o se estropean si las mezclamos con lociones de mala calidad, no deberías/deberíamos estar tan seguros que la de Sevilla no tiene fin. Todo es ponerse…

  5. En mi opinión no por construir un edificio moderno la ciudad avanza (más avance sería si las Tres Mil fueran un barrio obrero sin más, o tuviéramos las exposiciones o reconocimiento cultural de Florencia o Venecia, que por cierto Sevilla puede y tiene para llegar a él, sólo que no se apuesta de verdad por la ciudad). Las Setas se podrían haber hecho en cualquier otro barrio y no pasaba nada, Sevilla las hubiera tenido y todos tan contentos, pero es que se hicieron en todo el centro de la ciudad, y el contraste llega a ser un poco hortera.

    Sí me gusta mucho este tipo de iniciativas entre los comerciantes, pero no creo que tenga que ver con las Setas sino por la crisis y las ganas de salir adelante.

  6. Estoy de acuerdo contigo y a la vez discrepo, Francisco. Es cierto que un edificio moderno no hace a una ciudad avanzar (y menos a una ciudad como la nuestra) pero cuando construyes algo así no solo amontonas materiales, sino que creas un símbolo, algo que significa más de lo que propiamente es.

    Ojo, podrían haber sido las setas o cualquier otra cosa, el caso es que les ha tocado a las setas, que además también tienen ese componente “revolucionario” por contrastar tanto y a la vez por la cantidad de movimientos sociales que se han dado alrededor, que tampoco se pueden dejar de lado.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo también en el hecho de que en ésta ciudad no se invierte en el reconocimiento cultural de nuestro patrimonio. Alcalde tras alcalde se olvidan de verdaderas joyas de la arquitectura, por ponerte un ejemplo.

    Por tanto, después de todo este tiempo concluyo en que las setas están donde deben estar y por suerte, los comerciantes de alrededor han sabido ver las oportunidades y aprovecharlas para llevar a cabo iniciativas como ésta.

    Gracias por tu comentario 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s