Furia islámica

¿Recordáis las imágenes que recibíamos en Europa de la “primavera árabe”? Si, aquél movimiento que empezó en Tunez donde un chico se quemó a lo bonzo porque le prohibían vender sus productos y terminó con la caída de varios gobiernos a lo largo del Mediterráneo. En ese momento, todos pensamos que poco a poco las dictaduras islámicas desaparecerían y que la libertad ideológica y moral había llegado a esa parte de Occidente.

Pues parece ser que no es así.

Resulta que un vídeo humorístico que hace una sátira de Mahoma ha provocado no pocos disturbios entre los musulmanes de distintos países como Egipto, Siria, Libia, Yemen, Líbano, India, Afganistan, Irán, Sudán, Bangladesh, Indonesia, Nigeria o Argelia entre otros. En algunos casos se han llegado a asaltar embajadas extranjeras como la de Estados Unidos o Alemania y ha habido algunos muertos, incluso diplomáticos como los de Libia.

Yo era de esas personas que tenía esperanzas de que el mundo árabe se liberara de las mismas trabas que tenía Europa hace no demasiado, cuando vivíamos bajo dictaduras donde la Iglesia católica tuvo bastante protagonismo. No olvidemos que es una religión ochocientos años más tardía que el cristianismo y que se enfrenta a un mundo moderno que interpretan en muchas ocasiones como una amenaza hacia sus creencias. Una de ellas es que Mahoma no puede ser retratado, de ahí que por ejemplo el arte islámico se dedique a reproducir animales y plantas, pero evitan las representaciones de su profeta para no caer en la idolatría que por ejemplo si practica el cristianismo.

En Europa ya tuvimos hace tiempo un caso similar cuando un diario de derechas danés en 2005, que provocó no pocos problemas y controversias por el mismo motivo.  Dinamarca, protegiendo la libertad de expresión, se negó a ofrecer unas disculpas exigidas por los colectivos musulmanes acrecentando la ira de estos grupos.

Lo cierto es que esto me genera algunas dudas: los que no somos musulmanes…¿tenemos que respetar una norma que se supone que sólo incumbe a los creyentes? Admitiendo que en Europa el arraigo de la tradición cristiana es algo normal incluso en los países nórdicos, ¿deben estos prohibir algo que no entra dentro de sus prohibiciones morales a fin de no ofender a nadie? Porque si se trata de no ofender no existiría algo tan común (y sano a mi forma de ver) como son los chistes, por ejemplo.

Os dejo dos enlaces: el primero es el vídeo completo en inglés y el segundo son los puntos más polémicos de este, con unas explicaciones en español. Agradecería que si los retirasen me pusierais algún comentario para reponerlos, porque es muy probable que eso ocurra.

Todo este asunto me genera una tristeza enorme, pero me considero defensor de cualquier ideología que no contravenga los derechos humanos y creo que representar la figura de Mahoma de una forma satírica y humorística no incumple dichas normas, siempre y cuando el objetivo no sea directamente atacar a otras creencias. El problema está en que si finalmente se cede y se censuran estas imágenes habremos retrocedido unos cuantos años en cuanto a libertad de expresión se refiere, algo que costó siglos ganar en Europa. En España (lamentablemente) poco a poco nos estamos acostumbrando a eso: todos sabemos que nuestra televisión es cuanto menos parcial y sesgada, que nuestros periódicos no son fieles a la verdad y ni mucho menos son objetivos y que responden a criterios personales o ideológicos, pero somos conscientes de ello. Yo por ejemplo no veo los informativos de ninguna cadena ni de “izquierdas” ni de “derechas” desde hace tiempo porque considero que en Internet se puede encontrar mucha más información para crearme un criterio propio, pero lamentablemente hay mucha gente muy susceptible de creerse todo lo que la televisión cuenta.

No estoy en contra de que cada uno tenga sus creencias siempre y cuando por el hecho de creer ellos tenga yo que cohibirme a hacer alguna crítica o comentario siempre desde el respeto, pero creo que en este caso merece que al menos aquí ponga el vídeo que ha suscitado tanta polémica, y que cada uno decida.

Personalmente creo que el vídeo es aburrido y soso, es mas, se hace largo de ver y poco interesante. Lo relevante del asunto es cómo algo tan aparentemente irrelevante puede ocasionar estos graves disturbios, y cabe plantearse si realmente el mundo árabe está cambiando para bien o se está radicalizando cada vez más a marchas forzadas.

Para finalizar dejo una pequeña recomendación: que cada uno piense por si mismo. Quizás estos conflictos sean casos muy aislados y que no se sostendrán en el tiempo, o quizás verdaderamente surja un movimiento reaccionario que de marcha atrás al proceso democratizador de los países islámicos, pero no tengo mucha fe en que lo primero ocurra.

Ojalá me equivoque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s