La voz, nuevo concurso de TeleCinco.

Yo qué queréis que os diga, pero a mi el programa este que pusieron anoche en TeleCinco llamado “La Voz” me dejó mudo (nótese el fino juego de palabras) desde el principio hasta que no pude aguantar más el dolor de córneas. Que conste además que no soy mucho de ver la televisión y menos después de las 22.00.

“La Voz” es un concurso de talentos basado en el formato americano de “The Voice”, que a su vez se basa en un concurso holandés del mismo nombre, producido por John de Mol. Exacto, el mismo de Gran Hermano. El concurso trata de que cuatro “coaches” (entrenadores) que vienen a ser cantantes de talla mundial tienen que ir escogiendo a ciegas, oyendo únicamente la voz, a diferentes concursantes para formarles y hacer carrera de ellos hasta que quede un único concursante, el cual recibirá como premio un contrato con una gran discográfica. Si les gusta un concursante giran sus sillas para verles finalmente, y si dos o más coaches coinciden será el concursante quien elija quién de los cuatro le entrenará.

En EE.UU los coaches eran en principio Adam Levine (Maroon5), Blake Shelton, Ce Loo Green y Christina Aguilera, aunque estos dos últimos serán sustituídos el año que viene por Usher y Shakira.

Y nosotros con lo castizos que somos metemos a Melendi, Malú, Rosario Flores y David Bisbal. Con dos cojones.

El programa, que en principio estaba diseñado para ser emitido en Cuatro, sigue con la estela de realities que ya no se basan en la gente “mundana”, normal y corriente sino en los propios presentadores, los cuales muestran distintas reacciones a medida que avanza el programa. Por ejemplo, pudimos ver a Malú mojando braga ante ciertas concursantes -cosa que no me extraña- o al triunfito eufórico dando saltos por todo el plató.

Ya circulan las apuestas por internet acerca de cuánto durará el vigésimo concurso de talentos de nuestro país: unos dicen que hasta que Bisbal durante una patada voladora resbale, se parta la columna contra los escalones del escenario y tenga que ser reemplazado de urgencia por Miguel Bosé; otros dicen que cuando Melendi se beba todo el whisky de los camerinos.

De lo que estoy seguro es que la que más se va a alegrar de todos ellos es Rosario Flores, que ahora ya no morirá de hambre. Aunque yo había empezado a creer que de verdad la chiquilla no comía de lo delgada que está.

Anoche la confundieron con un pie de micro, con eso os lo digo todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s