#25S, primera parte: El antes.

Faltan apenas unas cuantas horas para que comience una de las acciones reivindicativas más importantes que van a tener lugar durante estos treinta y algo años largos de falsa democracia española: el movimiento #25S.

Por si sois unos despistados y aún no sabéis de qué va toda esta algarabía, hagamos un resumen breve que os oriente acerca de qué es y qué no es el #25S, y porqué deberíamos pasar ya a la acción:

1. El movimiento se define como una marcha pacífica de ciudadanos libres con el objetivo de rodear el Congreso de los Diputados para hacer visible el descontento cada vez más notable e insostenible de la ciudadanía a todos los niveles. Deriva del movimiento 15M, cada día más integrado en la sociedad española en actos como por ejemplo, asambleas de barrio o para acciones similares.

2. No se trata de asaltar el Parlamento, ni de crear disturbios, ni de parecer víctimas de lo que no somos: bastante tenemos con ser el sustento de una casta política degradada y clientelista cuyo único objetivo, salvando excepciones, es el enriquecimiento propio en detrimento del beneficio común. Dicho beneficio común aparece recogido en la Constitución Española como el principal objetivo de dicho texto: el bien de todos por encima del bien de unos pocos.

3. La intención última es comenzar un proceso constituyente que reforme dicha Constitución, a todas luces anticuada y poco respetada en nuestros días. Se solicitan cambios a todos los niveles, desde la organización territorial hasta la distribución de bienes estatales, ayudas, preferencias, prioridades… Numerosos colectivos se han sumado ya a esta petición: funcionarios de todo tipo (médicos, profesores, bomberos), estudiantes, parados, trabajadores, jubilados y científicos, entre otros. A nadie parece importarle la orientación política de nadie, ni se está cometiendo una acción contra UN partido político en concreto, sino contra todos aquellos que parecen no trabajar en favor del pueblo que les votó.

Por eso se rodea el Congreso, para decir: “¿Eh? ¿Y nosotros qué? ¿Sólo votamos cada cuatro años y después nos dais la espalda? Pues tenemos algo que contaros y nos vais a escuchar…”

Mañana comienza la acción en Madrid y en otros Parlamentos regionales. Tras ver cómo la policía se ha dedicado a disolver concentraciones (más de una, de hecho) completamente legítimas con la excusa de que planeaban algo malvado contra el Congreso incluso imputando a 8 de los asistentes un delito por “presunta comisión de un delito contra los altos organismos de la nación“. ¿Recordáis el derecho de reunión y de libertad de expresión? De un plumazo pretendían cargarse a ambos. Si esto ocurriera en Cuba o China ocuparía portadas y más portadas, pero ocurrió hace unos días en la capital del Reino. Por suerte, ya se ha admitido su legalidad, la cual nadie podía negar en ningún momento.

En esta línea, desde los principales medios de comunicación, la gran mayoría bajo el dominio de partidos políticos o empresas afines a ellos, están intentando criminalizar de todas las maneras posibles el movimiento, que como ya decía arriba, se ha declarado abierta y fundamentalmente pacífico y popular. Además de las actuaciones policiales, se han escuchado declaraciones como las de Maria Dolores de Cospedal comparándolo con el 23-F, acercándolo al nazismo sin olvidar las amenazas, claro.

El Pueblo sólo cuenta con UNA única ventaja: somos más. Y porque somos más, tenemos más ideas. Existen ya bastantes webs donde el movimiento 25S se ha organizado para evitar brotes de violencia especialmente los provenientes de los antidisturbios; se han puesto en marcha blogs para hacer un seguimiento exhaustivo de la manifestación, consejos por si la policía comenzara a dispersar a la población con métodos violentos o formas de poder acercarse al Congreso, que ya está completamente protegido por más de 1.300 antidisturbios además de una empalizada digna del mejor fortín medieval. Recordad: no tengáis miedo. No hay porqué tenerlo. Ellos son los que deberían temer a 20 o 30 millones de españoles enfurecidos.

Sea como fuere, aquí hay un problema grave y hay que darle solución cuanto antes. Nos lo merecemos nosotros, nuestros hijos y sus hijos también. Tenemos que evitar que España se hipoteque durante décadas sólo para alimentar una vorágine capitalista que no vamos a poder sostener mucho tiempo más, pero porque tampoco queremos.

¿Sabéis? Me maravilla enormemente que la población sea capaz de organizarse de esta manera por su cuenta, lejos del aparato estatal, símplemente por un único motivo: vivir dignamente.

Pues mañana es el día.

Por un proceso constituyente, rescatemos el Parlamento. 

Nota: Esta es la primera entrada de tres sobre el movimiento 25S, que realizaré sobre el antes, el durante y el después. Cualquier aportación, comentario, corrección o similar será gratamente bienvenido y eternamente agradecido, y prometo su difusión hasta donde alcancen mis posibilidades. 

Un comentario

  1. Estoy muy lejos de Madrid, con un océano de por medio, pero desde mi humilde lugar, deseo que lo de mañana no quede en una manifestación más. Les deseo muchísima suerte y muchísimas gracias por mantener la esperanza y el valor a todos los que asistan… Espero que no reciban muchos porrazos de los “guardas de seguiridad de la Democracia”…

    Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s