Un bonito objetivo.

No vivimos tiempos tranquilos. Cada mañana nos despertamos leyendo y oyendo noticias que nos alejan más de la tan ansiada “estabilidad” a cualquiera de los niveles. Un mundo convulso que cada día se sacude las pulgas del lomo.

Las pulgas somos nosotros.

Me llama la atención que una de las palabras que más busca la gente y que termina trayéndoles aquí es “calma”, debido a una entrada de hace tiempo ya. La gente busca “calma”. Tranquilidad. Paz. Necesita crear pequeños habitáculos donde sentirse ajenos a todo lo que está pasando fuera y pensar que quizás algún día la paz del interior escape al exterior.

Por eso muchas creencias, filosofías, prácticas y religiones la buscan. Paz en el interior que escape al exterior. Que se pueda compartir y practicar. Que se pueda moldear a nuestro antojo para adaptarla a nuestras necesidades. Y lo mejor es que todo esto ya existe, y se puede conseguir. Hay muchas formas de alcanzar esta tranquilidad personal, pero yo contaré aquí la que creo que utilizaría yo.

Lo primero que habría que hacer es encontrar un espacio privado donde poder “esconderse” sin que nadie te moleste. Una habitación con pestillo, por ejemplo. Ahora necesitamos crear un entorno favorable pero no demasiado envolvente, o nos quedaremos dormidos a la primera de cambio. Luz agradable pero no inexistente; música que no nos haga pensar en que está sonando pero sepamos que lo hace; que nadie nos moleste ya que a algunas personas les da vergüenza esta situación, aunque yo creo que es lo más natural del mundo. Evitemos tener sensación de hambre, frío, calor o sueño y ya tenemos lo más importante.

No hay técnicas para meditar fiables: todas lo son y ninguna lo es. A cada persona le va bien una forma diferente: aquí lo importante si es el fin. Siéntate, normalmente cruzando las piernas y la espalda erguida, pero no rígida. Sólo tienes que sentirte bien, aunque evita tumbarte porque seguramente te quedarás dormido. Intenta ahora, por un rato, ocupar tu mente con conceptos, ideas o recuerdos que consideres agradables. Siempre suele haber alguno: un viaje, algún lugar concreto, alguna persona… Y ahora tómate tu tiempo, con calma. ¿Necesitas dos horas? ¿Las tienes? Dedícalas.

Y ya está. Ya estamos dentro. Hemos conseguido un espacio agradable y poco hostil donde solo los buenos recuerdos inundan nuestra mente sin dejar espacio a los malos pensamientos, a las ideas repetitivas, a los conceptos tóxicos… Poco a poco te será más fácil llegar a ese estado de tranquilidad física y mental. Más adelante lo harás hasta involuntariamente. No desesperes si te cuesta: todo es práctica. Es importante “desconectar” de esta realidad de una forma gradual y suave. Sin movimientos bruscos y manteniendo siempre el pensamiento en esa sensación que hemos conseguido crear.

Más adelante, igual que uno se lleva una tienda de campaña a un camping, también puedes llevarte toda esta “habitación” allá donde vayas. Todo es cuestión de práctica y he llegado a verlo  hacer incluso en mitad de un tren de cercanías lleno de gente a las ocho de la mañana. No es que lo haya conseguido yo, pero poder se puede.

Si os fijáis, cada filosofía o religión busca su método para alcanzar esta “calma” interior. Los cristianos rezan individualmente en las iglesias y los musulmanes se reúnen en las mezquitas para hacerlo más en conjunto y en voz alta. Los budistas tienen diferentes formas: rezos con mantras, yoga, Tai Chi Chuan… El objetivo es siempre el mismo: que mientras el mundo esté revuelto, nosotros nos convirtamos en un pilar donde los demás puedan aferrarse y a su vez puedan convertirse en el apoyo de los demás.

Ese es un bonito objetivo a cumplir.

Tened buen día!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s