No hay dinero.

A veces escucho a más de una persona afirmar con rotundidad que una de las consecuencias más patentes de la crisis es “que no hay dinero”. ¿No hay dinero? ¿Seguro?

Seré breve: MENTIRA. 

Hace poco más de un año se reunían los principales dirigentes de los partidos políticos españoles,  a la sazón Jose Luís Rguez. Zapatero y el que hoy día es Presidente obra y gracia del Señor, Mariano Rajoy Brey. Entre los dos sujetaron la daga que hoy nos desangra:

Constitución Española
Artículo 153.3:

“El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.
Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta.”

Esto sólo quiere decir una cosa: el dinero recaudado de los impuestos que antes iba destinado a gasto público (sanidad, educación, becas, ayudas, subsidios, pensiones…) ahora va derechito a pagar una deuda contraída principalmente por las grandes empresas y bancos. ¿En serio pensábais que cuarenta millones de españoles pagáramos impuestos y no hubiera dinero “para nada”? Por eso nos repiten una y otra vez que “no hay dinero”. Claro que lo hay, solo que va al lugar equivocado. No os quepa duda: con el dinero de nuestros impuestos estamos pagando una deuda contraída por gente cuyas caras no veréis jamás, y en beneficio propio.

Cuando oiis a esos chavales en la calle gritando “Esta no es nuestra deuda” no es porque se les antoje, es porque han entendido que los dos grandes partidos políticos sólo han conseguido llegar a un acuerdo para sentenciar el futuro de los españoles.

¿Tiene solución esto? Por supuesto que la tiene. En las próximas elecciones, a pesar de que la imagen y la intención de voto de ambos partidos ya está por los suelos, votad a quien queráis, pero evitad a estos dos grandes partidos. Olvidad la vieja idea (fomentada de hecho, por estos tunantes) de que votar a los partidos pequeños es un voto perdido. Tienen razón en realidad: es un voto perdido, pero para ellos. Para nosotros es un voto mas a la pluralidad política en el Parlamento para que en lugar de ponerse de acuerdo dos partidos, tengan que ponerse de acuerdo seis o siete y sea casi imposible volver a hacer estas tropelías.

De todas formas, dejad las maletas hechas por si acaso…

Anuncios

One comment

  1. No se puede estar más en lo cierto pero el problema, querido amigo, es la ignorancia reinante y generalizada que existe en la sociedad. La gente traga con lo que le echen y si viene de la TV más aún; no se molestan en contrastar datos, noticias y opiniones, sin darse cuenta de que justamente eso es lo que quiere el sistema: desconocimiento, ignorancia y silencio.

    Sin revolución nunca habrá cambio.

    Salud!

    Pd: Te dejo (y a quien quiera consultarlo) un sitio de tantos en el que salen varias gráficas de la deuda pública española actual en comparación con la de los años anteriores y con la de otros países europeos. Son bastante explícitas aunque el texto que las acompaña aclara todo perfectamente.

    http://www.elblogsalmon.com/economia/el-aumento-de-la-deuda-publica-en-la-eurozona-en-la-decada-2000-2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s