No soy un esclavo.

El sábado por la mañana me sumé a esa enorme masa de casi seis millones de personas en España que estan en paro. Y bien orgulloso que estoy, porque a veces uno debe decir “NO” y “BASTA” para salvaguardar su dignidad si ello no supone un perjuicio mayor.

Resulta que el viernes en mi cuadrante semanal aparecía “en reserva“. Esto quiere decir que estoy hasta a la espera de que mi encargado-directo (el de los bandejas) me llamase o no. Aquí viene el problema: ¿Hasta que hora consideráis que dura una “reserva”? Porque mi lógica dice que entre las 22.00 y las 0.00, si no me han dicho nada es porque ya no me lo van a decir. En otras profesiones (médico, auxiliar de vuelo, militar) esto se llama “imaginaria” o “guardia” y se paga. Mejor o peor, pero se paga.

PD: trabajaba en un bar de copas, mi horario podía ser de tarde-noche (desde las 17.00 en adelante) o de noche sólo (desde las 22.00 aprox. en adelante).

A la una de la mañana, 00.57 exactamente me llegó el primer mensaje de mi encargado-supremo (por encima de mi encargado-directo). Obviamente, a la una de la mañana no es hora de llamar a nadie para ir a trabajar, máxime cuando iba a trabajar como máximo 3 o 4 horas esa noche lo cuál se traduce en unos 24-32 euros. Sólo la gasolina del coche son 10 euros cada fin de semana, más o menos y encima me iba a tocar cerrar todo.

Y me negué. Dije no. Lo siento, pero aunque era la primera vez que me llamaban de una forma tan urgente, no era la primera que me llamaban de una hora para otra, o que me dejaban fuera por no haber suficiente faena sin más motivo. No se les ocurre decir: “bueno, ya que has venido, te pagamos la mitad de la jornada” o algo así. Es decir: flexibilidad laboral absoluta que ellos interpretan como “esclavitud remunerada”. Al menos los esclavos tenían comida y techo…

Las consecuencias no se hicieron esperar: al día siguiente dejan de contar conmigo, eufemismo de “a la puta calle”. ¿Pero sabéis que os digo? Que por suerte no tengo una necesidad imperiosa de ganar esa miseria de dinero, que aunque para otras personas puede ser una fortuna afortunadamente para mi hoy día no necesito trabajar. No tengo hipoteca o coche a mi nombre y no tengo hijos (creo), por tanto todo ese dinero va para mis caprichos: salir de fiesta, comprarme algún libro, algún viaje de fin de semana…Nada serio, como quien dice.

Pero puedo recortar, ya que no necesito demasiado dinero para divertirme. Os lo digo en serio: verme libre de un trabajo donde cada vez que terminaba me iba a mi casa hirviendo de la ira o donde necesitaba si o si tomarme una copa al final para relajarme…es una bendición. Quedarme hubiera sido un castigo más para mi salud física y mental. Llegó un punto en el que ni siquiera ponía copas: sólo las trasportaba llenas de una parte del local a otro y me traía las vacías: me sentía completamente inútil y una pérdida de tiempo todo lo que hacía. Y todo esto teniendo que aguantar a un público que en bastantes ocasiones se muestra arrogante, prejuicioso y sobre todo molesto, muy molesto. Eso si, había algunas excepciones que se agradecían sobremanera y con las que daba gusto tratar y atender. Casos contadísimos.

En resumen: en la calle, sin un duro, pero con mi orgullo y mi dignidad intactos. A veces viene bien quererse un poco y no ceder nuestra pequeña parcela de integridad.

Pasad buena semana 🙂

Anuncios

26 comments

  1. Hola Toni.
    Aunque suene mal decirlo, sobre todo en los tiempos que corren: ENHORABUENA.

    Así es la única manera de que el “proletariado” se haga valorar frente al capital explotador. Como tú bien dices, si estás en condiciones de poder rechazar ese “trabajo” bien hecho está; máxime cuando se te estaba yendo la salud ahí y comprobando la baja catadura moral del “encargado”, que a fin de cuentas, no es sino que otro proletario “venido a más”…

    Salud!

  2. He hecho una pequeña modificación, entre el que me llamaba todas las semanas (encargado-directo) y el encargado de todo el local (encargado-directo). Ninguno de los dos es mala persona, simplemente tienen unas directrices y a veces, no saben desde mi punto de vista cómo gestionar el tiempo de sus empleados.

    Y bueno, a veces yo considero que mi tiempo vale más que siete euros la hora 🙂

    Gracias por tu comentario!

  3. Hola Toni.

    Sigo tu blog desde que lo descubrí y me encanta. Felicidades.

    Te escribo por 1ªvez porque tu experiencia laboral no hace más que constatar que el “tener más” no nos hace más felices, y que a veces “teniendo menos” podemos sentirnos más a gusto con nosotros mismos. Álgo bueno debía de tener la crisis que estamos pasando…

    Un saludo y ánimo, ya te saldrá un curro mejor!

  4. Hola Mayca! Gracias por tu comentario 🙂

    Estoy totalmente de acuerdo contigo: en algunas ocasiones tener “más” no significa tener “mejor”, que creo que es lo que más importa ahora. Si tuviera cosas que pagar…pues no te lo niego. Pero…¿Siendo libre?

    Prefiero seguir siéndolo. Pobre, pero libre xD

  5. Espero que lo hayas denunciado a Magistratura de Trabajo porque si no no eres un esclavo: eres un colaboracionista, un encubridor, un cómplice pasivo. Y qué coño: un esclavo.

  6. Si todos hiciéramos lo mismo todo cambiaría, pero saben que sólo unos pocos pueden hacerlo o tienen el valor para hacerlo. Yo tampoco tengo cargas que me obliguen a aceptar trabajos de mierda, pero me costó adoptar una postura valiente como la tuya y ahora te digo que prefiero pasar las tardes dando de comer a las palomas que aceptar latigazos de negreros. Insisto, sé que no todo el mundo puede permitírselo pero si los que sí podemos lo hiciéramos sería un buen aviso. Aquí te dejo mi experiencia.

    http://davidtorresblog.wordpress.com/2012/06/15/qu-trabaje-rita/

    Te felicito Toni.

  7. Me siento mejor al comprobar que no soy el único que ha sido capaz de decir que NO a lo que considera una tropelía. Gracias por compartir tu experiencia conmigo, me hace sentir menos tonto por rechazar un trabajo en épocas en las que parecen de oro, aunque paguen a precio de mierda.

    Tu blog a mis favoritos, pero ya 🙂

  8. Soy de Sevilla, pero buscaré algo similar.

    He leído el artículo así por encima y habla de cosas que yo ni conozco: ¿Carta de despido? xDDDDDDD En mi caso se llama “no contéis más con él”. Estaba dado de alta, pero ni siquiera sé bajo qué régimen, y tampoco me ha dado por preguntar: fallo enorme el mío…

    Aun asi, le preguntaré a una abogada amiga mía, a ver qué opina ^^ Gracias por el enlace de todas formas!

  9. Tio, ¡qué buen blog y qué gran experiencia! No sé si sería capaz de vivir en una granja todo el año, pero no le diría yo que no a una temporada alejado de tantas y tantas tonterías.

    Seguid, por favor! 🙂

  10. Es loable tu actitud y no tengo nada en absoluto contra ti. Ahora bien, no sé exactamente qué nos quieres decir. No veo un ejercicio tan duro de atenerse a los principios propios y a la dignidad, cuando tú mismo dices que no necesitas el dinero…

    Por otra parte, no hace falta tener hijos, coche o hipoteca para necesitar dinero. Normalmente uno paga alojamiento, comida, suministros, impuestos…

    En fin, sigo diciendo que la actitud es la esperable de una persona fiel a sus principios, o lo que es lo mismo, de una persona madura y formada como tal, pero no me parece algo muy destacable. Me gustaría ver esto mismo viniendo de alguien que sí necesite el dinero. Como han dicho por ahí arriba, lo suyo es denunciar como mínimo a la Inspección de Trabajo, puesto que aparentemente ese despido es improcedente (máxime si te lo han comunicado por teléfono). Y a partir de ahí, también cabe la denuncia ante el juzgado correspondiente. Son dos vías independientes.

    Yo también me planté ante una injusticia. Llevo dos años en paro, y aún así no me arrepiento y lo volvería a hacer. Antes pido en la calle que ignoro mis principios.

    Un saludo y suerte.

  11. Pues me parece mal, si estás de guardia, estás de guardia. Si no han negociado correctamente a la hora de definir que horario es una guardia o con cuanto tiempo te han de avisar, el problema es tuyo y no de tu jefe.

    Y si, las guardias se pagan.

  12. Eso sería correcto si me las pagaran. Como no lo hacían, me limito a atenerme a la lógica y pensar que si a las 0.00 no me han llamado (hora punta en el bar) ya no lo harán.

    Si me pagaran, otro gallo cantaría.

  13. Verás…no niego que en otras circunstancias, otro tipo de persona haría de esto una gesta por lo que tú dices (mantener una familia, coche, hipoteca, etc) pero para mi, que normalmente no me suelo salir del tiesto en estos casos si que es un paso muy importante.

    Podria haber claudicado y seguir igual, pero dije que no. Realmente no es que no necesitara el dinero como tal, es que no lo necesitaba para cosas básicas. Como digo arriba, se iba en cosas superfluas que si bien no necesito, al tener yo mi dinero evito pedírselo a mis padres en el caso de que las quisiera, cosa que llevo ocho años sin hacer prácticamente.

    Aún asi, gracias por tu comentario y enhorabuena por haber sabido tú también decir basta 🙂

  14. Ve a la seguridad social y pide tu vida laboral, normalmente tarda un par de días. Descubrirás si estabas de alta, cuánto cotizabas, y si realmente te han dado de baja y cuándo. Coge tu vida laboral, tu contrato -si no lo tienes, en la oficina del inem donde da las altas y las bajas tu empresa te pueden dar copia, si no sabes cual es pregunta en cualquier oficina- y las nóminas que tengas y acércate a ver a tu amiga o en su defecto a algún sindicato, ahí tenéis el sat, pero valen también ugt, ccoo u otros. No esperes, hazlo ya, sácale lo que es tuyo a tu exempresa y cuéntanoslo aquí, plis.
    Suscríbete a laboro, la web que te recomienda el teleoperador, y léete con detalle todo lo que publica y también las entradas antiguas, la información es poder, y tú ahora mismo estás regalando pasta y derechos por pura ignorancia.

  15. Felicidades,de verás…creo que has obrado correctamente,es verdad que por tu parte no te has informado bien de como sería el tema del tiempo de antelación para las “guardias”,hubiese tal vez evitado el “problema”,y también faltó preguntar el convenio o régimen de aplicación en este caso,pero eso nos pasa a muchos desgraciadamente.El empresario tampoco “corre para informar de tus derechos”,he de puntualizar,y si se pueden aprovechar de tu ignorancia lo harán sin dudarlo,aunque no es correcto generalizar. Bueno,dicho esto,estoy contigo en que si no tienes hipoteca o hijos no tienes esa obligación,y podrás ser un poco más libre. Pienso que a veces nos crean necesidades,necesidades innecesarias,y esas “necesidades innecesarias”, nos hacen ser esclavos.SALUD Y SUERTE!!!

  16. ¿Nóminas? ¿Contrato? Jajajaja xDD

    A mi sólo me dijeron que les diera el número de la S.Social y el DNI para “darme de alta”, pero no se más. En alguna discoteca si que tenía mi contrato y mis nóminas, todo perfecto, ¿pero aquí? xD

    Es lo más irregular del mundo y si bien es cierto de que no me he quejado hasta que no ha pasado esto, quizás ha sido porque no me he visto ni en la tesitura ni con la suficiente fuerza o ánimos para hacerlo. Ahora si.

    Lo que si voy a hacer es ir a la S.Social a pedir mi vida laboral, ahora que tengo unos días de descanso en las clases. Al menos para enterarme cuánto he cotizado y demás, porque a día de hoy lo desconozco por completo.

    Gracias por tu mensaje!

  17. Extracto del convenio de hostelería de sevilla 2010-2012:
    Artículo 27:
    (…)
    Se establece una bolsa de 150 horas de trabajo irregular, que se podrá aplicar únicamente durante los
    meses de Abril, Mayo, Septiembre y Octubre, en jornada de 10 horas diarias como máximo y 50
    horas semanales en prolongación de jornada. El resto del año, la jornada tendrá una duración
    máxima de 40 horas semanales, con una duración máxima de 8 horas diarias.
    (…)
    Dichas horas irregulares se controlarán por escrito, a fin de que empresas y trabajadores puedan
    computarlas y habrán de ser comunicadas previamente y por escrito al trabajador. Dichas horas se
    compensarán de mutuo acuerdo entre las partes, bien por reducción de jornada o en descansos.
    (…)

    El padrino se equivoca. No existen las guardias en este convenio, lo más parecido sería esta jornada irregular del artículo 27, que no se puede aplicar en enero ni febrero y que además hay que preavisar por escrito.
    La negociación individual es el sueño húmedo de todo mal empresario pero no se puede saltar la legislación vigente. Un saludo

  18. No es que no me alegre por él, efectivamente a veces es mejor dejar el trabajo que aguantar determinadas tonterías.
    Pero de todas formas, es muy fácil ser valiente cuando no se tiene ninguna clase de responsabilidad económica o personal. Con una hipoteca o alquiler, facturas, hijos o familiares que dependen de ti o una letra del coche, la perspectiva cambia mucho.
    Aún así, menudos gilipollas los jefes.

  19. El problema es que eso de las “guardias” no existe como tal, es una fórmula que se sacan para cubrirse las espaldas. Una persona inteligente prevee que el local se llenará y antes de las 12 estoy entrando a trabajar; el encargado que tenía no fue capaz de verlo y quiso que me incorporara cuando a sus santas pel*tas les diera la gana.

    Pero creo que si, que he hecho bien 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s