El último "couplé".

Algo debe haberse revuelto en los Páramos del Destino cuando éste conspira para que en el mismo día y apenas unas horas de diferencia fallezcan dos personas relevantes cada una en su ámbito y que serán recordadas mucho tiempo: Margaret Thatcher y Maria Antonia Abad a.k.a Sara Montiel.

Decían las malas lenguas que una era una zorra capitalista y la otra una zorra muy lista, pero sea como fuere ambas dejaron para la historia un pedacito de su ser, algo a lo que aspiramos la mayoría de los humanos antes de desaparecer.

Sara Montiel era una actriz, cantante y un poco showoman en sus últimos años que aunque no lo creáis tiene mucho que ver en mi vida: uno de mis rincones preferidos de Barcelona era una tetería diminuta en pleno Raval que se llamaba “La Concha” y cuyo interior estaba completamente forrado de fotografías de todos los tipos, tamaños y colores de Sara Montiel, rozando por supuesto lo enfermizo y lo psicótico a partes iguales. Muy recomendable, por supuesto. Al menos hace tres años. Ahora mismo puede que sea un altar o un santuario de la cupletera. Fea no era, todo hay que decirlo.

En cambio la Thatcher (ZA-CHER, a ver si aprendemos) fue una política británica, Primera Ministra de hecho, “un poco cabrona” según los que la odiaban y “muy buena gente” según los que la amaban. Eso si, para todos fue “La Dama de Hierro” por cómo se las vio con la Unión Soviética cuando estos ya ni disimulaban su amor por el vodka. Conservadora hasta la médula se dice que le tenía envuelto el flamenquín a su marido en papel albal, con lo que raspa. Para que os hagáis una idea, la Thatcher era como Aznar pero sin bigote y con el pelo así como cardado. Como los políticos españoles actuales, también hablaba neolengua ya que “flexibilizó el mercado laboral” (abarató el despido, creó contratos de mierda), “privatizó empresas públicas” (regalar grandes empresas a los amigotes para que te subvencionen campañas) y debilitó a los sindicatos ya que los ingleses se quejan mucho y no podía ser.

Ella era todo lo inglesa que una señora inglesa puede ser.


(Eso si, tienen algo en común muy misterioso: las dos fueron parodiadas en La Hora Chanante.)

Y como extra, de Saritísima (por aquello de que lo patrio tira más) un par de extras: un video suyo super-sexy enseñando carnaza y haciendo la croqueta en un sofá, y el famosísimo anuncio de la MTV. Atentos al “Mi cielo” traducido como “My heaven”, como si tradujéramos “Miarma” como “My weapon”. Igualito. Advierto de que el primero induce al palotismo.

El anuncio es malo de pelotas pero tiene su encanto cañí. 

Y hasta aquí la necrológica de hoy. Cada día parezco más el ABC.

PD: Por si no lo habiais cogido, “couplé” significa un tipo de canción y a la vez “pareja” en inglés, de ahí el título. Era un juego de palabras qu….bueno da igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s