Este país está MUERTO.

Españoles, españolas, siento anunciar que éste país está definitivamente muerto. Llevan años estrangulándonos de las maneras más creativas y duras posibles, recortando en todo aquello que nos hace falta a nosotros, privándonos de lo que un día creímos un derecho. ¿Recordáis cuando veíamos por televisión las duras imágenes de Grecia recortando aquí y allá, los disturbios y todo lo que un día creímos que nunca nos pasaría? Pues muchos pensamos que un día nos pasaría a nosotros, y ese día fue ayer. O antes de ayer, qué más da. Y hoy creo que ya lo tengo claro: no hay esperanza.

No me ha hecho falta ir al Congreso, más que nada porque no he podido. No puedo permitirme el coste de un viaje a Madrid ni tampoco tengo tiempo suficiente, pero he intentado informarme por todos los medios posibles como cámaras en streaming, redes sociales, diarios, blogs… y he llegado a la conclusión de que la ciudadanía española está tan anestesiada después de tantas bofetadas, está tan absorta en sus propios problemas, está tan preocupada por lo que pueda pasar en el futuro que no se preocupa en absoluto por su presente.

Si bien es cierto que ninguna condición nos es favorable, la manifestación de hoy que pretendía asaltar el Congreso ha sido la demostración más clara de lo que todos temíamos: que nos hemos rendido.

A partir de ahora nos conformaremos con sobrevivir, con trabajar “en lo que salga” sea lo que sea, ganando lo que podamos, y vivir a base de chanchullos, de trueques, triquiñuelas y tratos para mantener a los que tengamos bajo nuestra ala.

Poco a poco veréis como vuestros seres queridos se empobrecen mientras una casta política cada vez más rica vive completamente ajena a nuestros problemas. Y seguiremos votándolos, porque manipularán cada fórmula para seguir permaneciendo una y otra vez donde están, para que nosotros estemos donde estamos o incluso más abajo, más hundidos en el lodo.

¿Y es culpa nuestra? Definitivamente SI. No significa que sea únicamente nuestra, pero hay que admitir que todos, de una forma u otra, hemos permitido que esto ocurra y antes mirábamos hacia arriba ofendidos porque “no iba con nosotros”. Ahora miramos hacia abajo porque “no podemos hacer nada”. 

Siempre he dicho que nos quedaba un sólo poder y era la masa, el número. Somos muchos más que ellos, incluso si sólo contáramos a los parados. En cambio a través de los distintos medios he visto una manifestación vacía, pobre y tragicómica al mismo tiempo. Grupitos aquí y allá, pocas aglomeraciones, un montón de policías y poco más. Lo de siempre. Podría haber sido otro día, pero no. Sencillamente manifestarse en la calle ya no es útil porque han aprendido a desbaratar cualquier convocatoria de forma efectiva para que ocurra lo que ha pasado hoy. O pensamos algo efectivo, o la sentencia será firme.

¿Qué nos queda? Lo que ya han hecho muchos de vuestros amigos y familiares: huir. Esto ya no es emigrar, sino salir corriendo hacia donde podamos subsistir mejor. Quizás en un futuro, cuando las cosas cambien si es que cambian, podamos volver y construir una nueva España con políticos honrados, jueces a favor del pueblo, una policía decente, un sistema electoral proporcionado, unos impuestos adecuados…

…o quizás podría despertarme y dejar de soñar

Anuncios

8 comments

  1. Estoy contigo: tenemos lo que nos merecemos.
    Y repito lo que llevo diciendo durante mucho tiempo: esto no se arregla con manifestaciones, cánticos, pancartas, gritos, y siento discrepar en eso pero, huyendo tampoco…
    Y entonces, ¿cómo?… no seré yo quien lo diga por si me culpan de “apología de lo que sea”…
    En cualquier caso, lo que un día fue Grecia y lo que hoy es España y Portugal, será sin duda el resto del mundo capitalista, porque, es eso justamente lo que nos ha llevado a esta desgraciada posición: el capitalismo atroz y descarado en el que hemos vivido desde hace décadas.

    La verdad es que este país de pandereta, vino y toros que un día creyó ser algo en el panorama europeo, da auténtica lástima.

    Salud!

  2. Si, y hay un buen par de vídeos por Youtube que muestran muy bien como funciona. Incluso en clase de RR.HH le hice un ejercicio a mis compañeros acerca de la indefensión aprendida y cayeron bajo su influencia, un poco para enseñarles cómo nos joden desde todos lados.

  3. Creo que esta situación sólo se soluciona de una manera pero no estamos dispuestos a llevarla a cabo. Es demasiado drástica y los más perjudicados serían como siempre, los más desfavorecidos y con menos recursos….

  4. A mí la verdad, más que parecerme que nos hemos rendido porque el “asalto” al Congreso fracasara, creo que la derrota vino precisamente por esa maravillosa idea.

    Es decir, estamos jodidos como no lo estábamos en setenta años y la única idea genial que se nos ocurre es terminar con la democracia.

    Los españoles podríamos hacer mil millones de cosas creativas, positivas y democráticas para salir de ésta y la única maravilla que se nos ocurre es “asaltar” un órgano democrático. Y para colmo fracasamos como unos pardillos.

    La derrota no viene de que no salgamos a la calle, sino de que no se nos haya ocurrido una gilipollez mayor que salir a la calle como si eso hubiera solucionado algo en los últimos cien años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s