Estado policial en Sevilla.

Sevilla, esta maravillosa ciudad donde vivo, es un enorme paraíso de contradicciones. Igual te encuentras la sede de grandes empresas aeronáuticas como te encuentras todavía pequeñas tiendas que trabajan el mimbre. Te puedes encontrar grandes eventos deportivos al mismo tiempo que los abuelillos siguen jugando al dominó en la puerta de los bares. O puedes ver un rascacielos de ciento ochenta metros dominando la ciudad y a unas cuantas calles encontrar que quedan patios de vecinos del siglo XIX al más puro estilo andaluz.

En esa misma ciudad de contrastes entre modernidad y tradición también puedes encontrarte titulares de la prensa autóctona como el siguiente:

“El Pleno (PP) aprueba la ordenanza de ruidos y la oposición (PSOE/IU) pide su retirada”

La información entre paréntesis es mía para quienes no conozcan este Ayuntamiento.
Qué buen Ayuntamiento que mira por el descanso de sus conciudadanos, ¿verdad? Y qué mala es la oposición que sólo se preocupa por sus intereses y a la que le da igual si los vecinos pueden dormir o no, ¿cierto?

Pues nada más lejos de la realidad. En la ciudad de los contrastes se acaba de aprobar la Ordenanza contra la Contaminación Acústica, Ruidos y Vibraciones, una ordenanza que con un título inocente y aparentemente favorable a los intereses de la ciudadanía se esconde un terrible hecho: a partir de ahora la policía tendrá más “mano” que un juez.

Os resumo lo más crítico de la ordenanza en si:

-A partir de ahora, un policía que considere que un local o terraza está emitiendo demasiado ruido, puede clausurar el local sin previo aviso.
No necesitarán sonómetros para corroborar que “hay mucho ruído”. Lo harán de oido.
No necesitarán que un Técnico o Funcionario de Medioambiente certifique que su decisión está fundamentada.
-Serán los propios locales los que tengan que enviar información en tiempo real al Ayuntamiento para certificar que su local no está superando los umbrales de sonido establecidos por la ordenanza.
-En lugar de cerrar un local, la policía también podrá imponer multas que van desde los 300 hasta los 300.000 euros. Casi nada.

Es decir, que en base a esta ordenanza un policía puede cerrar un local a su antojo, sin justificarse ante nadie y sin aportar pruebas de porqué ha cerrado un local. OJO: Que no estoy diciendo que lo vayan a hacer, pero que por poder, pueden. Y suerte que en nuestra ciudad la policía es incorrupta, son de fiar y jamás harían algo en contra de la propia ciudadanía, porque si no yo podría pensar que pueden cerrar locales porque no les han dado un reservado VIP el día que vayan de paisano, o que alguno se dedique a visitar a ciertos locales de ocio preguntando que “qué hay de lo suyo”, que las vacaciones en Mallorca no se pagan solas.

Pero es que encima vamos a por el colofón final, el que me recuerda que ésta ciudad sigue siendo “Muy noble, muy leal, muy heróica, invicta y muy mariana” tal y como aparece en el escudo:

-A partir de ahora, los únicos cohetes o petardos que se lancen tendrán que venir de las manos de las hermandades religiosas, como las rocieras por ejemplo. 

El horario del lanzamiento de estos artefactos estará restringido de 9h a 23h y sólo se hará una excepción para los ciudadanos los días 24, 25 y 31 de Diciembre, pudiendo lanzarlos hasta las 3 de la mañana. Hay otra excepción para el ruido: las bandas de música que acompañan a las procesiones de Semana Santa (o de otros periodos del año) podrán saltarse la ordenanza mientras dure el propio cortejo.

Así pues, tras esta ordenanza nos encontramos a una ciudad controlada por la policía local en cuanto a locales de ocio y restauración se refiere, y donde sólo las hermandades podrán hacer ruido la mayor parte del año. El resto lo tiene prohibido.

No es que esté yo a favor de que la gente se líe a tirar petardos en cualquier momento y a cualquier hora. Ni tampoco estoy de acuerdo en que los locales en general puedan montar la bulla que quieran. Pero si que estoy a favor de la libertad de la ciudadanía y de los empresarios de no sentirse cohibidos por motivos arbitrarios, algo que cualquier país moderno debería garantizar. Esta ordenanza además favorece a las entidades religiosas frente a las que no lo son.

Ahora se abren tres meses de alegaciones frente a la ordenanza, pero si nada lo impide ésta ciudad no sólo se va a convertir en una de las más represoras de España en cuanto a normativa acústica sino que además, volveremos a dejar la ciudad en manos del sheriff y del párroco de turno. La misma ciudad que se ha transformado radicalmente varias veces durante dos siglos para mostrarse abierta al mundo, como las dos Exposiciones del siglo XX; la misma ciudad que ha sido calificada como la cuarta ciudad del mundo para utilizar la bicicleta como transporte da ahora un salto de varios siglos atrás en cuanto a libertad se refiere.

Y…¿cómo se llama cuando la policía puede hacer y deshacer a su antojo sin dar cuentas a nadie? Exacto. Como el título de la entrada: estado policial. 

Muy bien Sevilla. Muy bien.

Nota al lector: me da exactamente igual qué partido gobierne y cuál se oponga, siempre que estén al servicio de la ciudadanía. 

Anuncios

9 comments

  1. Otro capitulo más del fascismo imperante en este país de pandereta, vino y toros. Represión, autoritarismo, uniformados por doquier, los ricos más ricos, los pobres más pobres, los listos más listos, y los tontos más tontos.
    Pero cuidado con echar la culpa a quienes no la tienen: los que eligen representantes en esta bufonada llamada democracia somos todos los ciudadanos. Y lo peor de todo es aún estando el patio como está, si nos llamasen a las urnas hoy mismo, todo quedaría igual.
    No nos engañemos: tenemos lo que nos merecemos.

    Salud!

  2. Es muy lamentable y triste toda esta historia de la policía. Seguro q hay alternativas antes q dejar q alguien a título.personal decida cerrar un local, a mi una vez me lo quiso cerrar uno un sábado por la noche porque había un error tipográfico en el número de la dirección en la licencia, es decir darle ese poder a esta gente es como poner en manos de un mono una ballesta.

  3. pues a mi no me parece mal, y eso que soy mas bien de izquierdas, aunque no del ppsoe…
    ya esta bien de abusar de las personas que quieren descansar!
    el que quiera montar negocios nocturnos, que lo haga en las afueras!
    tanto cuesta respetar a las personas?

  4. Dave, no escribí el artículo pensando en ninguna ideología, me da igual qué partido gobierne siempre que lo haga pensando en TODOS los ciudadanos y no en unos cuantos, tal y como está haciendo con esta ordenanza.

    Y respecto al ruido lo entiendo perfectamente, la gente tiene derecho al descanso que me parece mucho más importante que el derecho al ocio, pero creo que todo es compatible con una buena regulación y sobre todo, con buenas intenciones.

    Lo preocupante de ésto no es que a la Policía se le pueda ir la mano, que confío en que no pasará, sino en que PODRÍA irsele la mano. Que ahora disponen de una herramienta de dudoso criterio para sancionar locales cuando antes necesitaban sonómetros o técnicos que lo certificaran, porque para eso la Policía es Policía y los técnicos de M. Ambiente son técnicos de M. Ambiente.

    De todas formas, dudo que se apruebe esta ordenanza. “Recemos” xD

  5. Antes de nada hay que recordar la ordenanza anti-botellón que existe en Sevilla que desde la 10 de la noche prohíbe terminantemente consumir en la vía pública cualquier líquido incluido el agua. Tras esto también decir que en Sevilla desde el 2008 se está aplicando por la policía nuevamente la ley de reuniones que existía durante el franquismo, ya que dicha ley no ha sido abolida, también decir y recordar los mandatos de Izquierda Unida y PSOE a la policía que utilizaran la fuerza contra los jóvenes en la Cuesta Osario en el año 2.006 donde hubo incluso heridos. Sobre las bandas de música de corneta y tambores que se habla aquí es falso, ya que han sido algunas del distrito este amonestada y multadas en varias ocasiones por ensayar en un lugar no apto para ello donde causaban molestias a los vecinos. Las bandas tienen un sitio para ensayar donde no producen molestia y aparatado de la ciudad, algunas la mayoría no quieren hacer nada para ello y los señores responsable de ello con las bandas más grandes hacen la vista gorda y multan a las pequeñas.

    Esta ordenanza si se aprueba será otra más que al ciudadano de Sevilla lo coge de píes y manos y jodiendo más al pequeño empresario.

  6. Bueno, es que no me he liado a citar ordenanzas antidemocráticas porque no terminamos. La de la Reuniones (no puede haber más de tres personas bebiendo en la calle) directamente clama al cielo, si bien hay que decir que no se cumple. Eso si, la pueden aplicar.

    Lo de las bandas de música si te fijas no se refiere a ENSAYOS, sino al cortejo en si. Por tanto sigue siendo cierto: las bandas podrán hacer todo el ruido que quieran durante la procesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s