Mes: agosto 2013

Limon y nada…original.

¿Qué pasa si mezclas éste video…

…con éste otro?

Pues que te sale un anuncio poco original, pero muy divertido. La publicidad es así.

Anuncios

Un paroncito.

Estos días estoy algo liado con varios temas: un proyectillo personal online al que estoy dándole vueltas, el trabajo a horas sueltas en el hotel (si, ¡que me cogieron!) y una mudanza de proporciones épicas en ciernes, así que tengo esto algo más paradito.

Pero volveré, ya veréis. Mucho.

Novedades laborales.

“Lo malo de no tener trabajo es no tener trabajo. Lo bueno de no tenerlo es que tienes tiempo para encontrarlo”

A lo que me vengo a referir con ésta cita de m***da es que el hecho de no tener un empleo me ha abierto algunas puertas que yo jamás pensé que existían si quiera. Todo empezó con las entradas acerca de cómo una librería había intentado engañarme y cómo posteriormente Amazon resolvió con rapidez, eficacia y satisfacción mi problema, gracias a su vez a la cantidad de comentarios y algunos emails que recibí.

Ambas entradas generaron un volumen tal de visitas en tan poco tiempo que bueno, por explicarlo brevemente y tras un intercambio de emails para resolver dudas y recabar información, voy a empezar a vender algunos productos de Amazon (entre otros) a través del blog. La técnica se llama márketing de afiliados y consiste en vender productos de terceros desde una página personal, con mayor o menor éxito.

Si, básicamente es monetizarlo más allá los pocos ingresos que generan los anuncios de AdSense que a día de hoy y tras dos años, apenas alcanzan los 20 euros. Mucha gente me ha insistido en que teniendo tiempo libre debería dedicarme a tomarme más en serio lo de escribir y dar mi opinión acerca de ciertos productos que podrían interesar a mucha gente y que por falta de tiempo o por miedo a hacer una mala compra, o por no encontrar una recomendación que se ajuste a las dudas que tenga no lo han hecho o lo han dejado para más adelante.

Así que a partir de ahora encontraréis por el blog dos novedades:

1. Entradas dedicadas a un artículo en concreto: son entradas más específicas de productos que he probado yo mismo y mi opinión personal acerca del mismo, algunas fotos y si alguien tiene más interés, siempre se puede poner en contacto conmigo para que le de más detalles.
2. Recomendaciones: dependiendo del tipo de entrada que sea (es decir, las de siempre) incorporaré al final algunos artículos interesantes y relacionados con el tema del que se habla en el post.

En cualquiera de los casos el producto no os saldrá más caro y a cambio, si efectivamente realizáis la compra, recibiré un pequeño porcentaje de la venta. La explicación de porqué este giro a éstas alturas es muy sencilla: lo quiera o no, hace falta dinero. Para pagar las pocas facturas que por suerte tengo, para evitar pedírselo a mis padres, para no tener que pensar en el propio dinero… No voy a hacerme rico, os lo aseguro, pero es que tampoco lo pretendo. Éste porcentaje del que hablaba no suele ser mucho, pero desde luego que a mi me echáis una mano y por lo que desde ya os doy las gracias.

Por otro lado, esta técnica de márketing se da mucho al fraude ya que cualquiera puede ir a una web de venta, mirar “Los más vendidos” e hincharse a poner enlaces como si no hubiera un mañana sin saber qué es lo que está recomendando; yo me comprometo a que si hago una entrada específica es porque el producto lo he probado yo primero. En el caso de las recomendaciones está más orientado a ofrecer más información acerca del tema que se esté tratando.

Así que espero que ésta nueva etapa sea productiva, ya que al menos a mi me resulta interesante (y un aliciente) empezar a coger de nuevo algunos libros olvidados y hablar acerca de ellos, o ver películas que no conocía, recomendar algún sitio de reservas de vuelos/hoteles o recibir a su vez algo de feedback por parte de los lectores y descubrir cosas nuevas para conocer y de las que disfrutar.

Un saludo!