Ésta entrada cambiará tu vida.

¿Qué? ¿Agobiado por el paro? ¿Harta de echar currículums hasta en el buzón de los Reyes Magos?

Evidentemente la cosa está muy, muy negra y posiblemente más que lo estará. Pero déjame darte un consejo que a mi me ha servido: no puedes sentarte a llorar en un rincón y esperar a que el mundo se arregle solo. ¡Hay que ponerse en marcha ahora mismo! Pero te preguntarás…¿por dónde empiezo?

Creo que todos hemos pasado por situaciones mejores y peores. En mi caso, hubo una vez que le adeudaba a mi casero tres meses de alquiler porque aún estaba pagando los tres anteriores. Me pateaba las calles una y otra vez en búsqueda de “algo” porque tan sólo estaba poniendo copas en una discoteca y eso, en Barcelona, no da ni para respirar. Cuando volví a Sevilla repetí el mismo plan y encontré alguna cosilla, pero más de lo mismo: trabajos mal remunerados, horarios intempestivos y altamente variables, sin contrato… Con el tiempo me di cuenta de que siempre seguimos la misma dinámica y casi siempre obtenemos los mismos resultados: o un NO rotundo disfrazado de llamada ausente, o un empleo en condiciones precarias.

Pero hay una solución. Si, como lo oyes: la hay.

Yo les llamo “Empresarios 3.0“. Escriben ebooks, venden productos de Amazon, ganan dinero suficiente para irse a vivir experiencias por todo el mundo, no se preocupan en exceso por el futuro lejano, disfrutan de la vida aprovechando todos los recursos que tienen a mano y encima lo comparten con todos ¿Os suenan las palabras “start-ups”, “negocios pasivos”, “business angels”, “landing webs”? A mi también me asustaban, pero ¡hay tanto por descubrir!

Son gente que han decidido abandonar el camino “tradicional” de terminar de estudiar una carrera, buscar trabajo, trabajar ocho horas y vivir una vida estresante para encontrar nuevas fórmulas de negocio e ingresos que yo mismo he podido comprobar que funciona cuando abrí la página Yaraqué.com. Yo, que soy un zote para estas cosas, conseguí poquito a poco abrir un pequeño negocio online con un coste mínimo y que apenas tres meses después ya empieza a dar ingresos. OJO, pocos, pero los da. Cierto es que no le he dedicado todas mis fuerzas, pero podría hacerlo. Eso si, hay que echarle horas. Pero una vez echadas, es cuestión de dedicarle un ratito: menos de lo que gastaríais yendo a echar currículums por toda la ciudad.

¿Queréis saber cómo hacerlo?

Yo empecé informándome en una web llamada “Vivir al máximo“, de Ángel Alegre. Ahí podréis encontrar aparte de un buen blog acerca de los viajes que hace, un montón de explicaciones y herramientas para montar vuestro propio negocio online. A raíz de esa web también he conocido a personas que también escriben cosas muy interesantes como Diana Garcés, una colombiana de “la otra Sevilla” que vive en Kuala Lumpur.

Estas personas han sabido decir basta a la vida tradicional que nos impone la sociedad y aprender a vivir a su ritmo, disfrutando de la vida, viajando y aprendiendo de todo lo que hacen, conociendo gente y trabajando en nuevas ideas para conseguir lo que todos queremos: dejar a un lado las preocupaciones y poder vivir tranquilos. Y sobre todo, compartiendo sus experiencias con los demás y ayudando a otras personas a lograr sus objetivos de un modo u otro.

¿Sabéis qué es lo que más me gusta de todo? Que visitando estos sitios y leyendo, clickando aquí y allá y mirándolo todo aprenderéis cosas como que de una pasión o de un hobbie podéis sacar mucho más de lo que pensáis. Podéis convertirlo en vuestro trabajo y ¿acaso hay algo mejor que trabajar en lo que te gusta?

No perdéis nada por echarle un ojo a esas páginas ni tengáis miedo a preguntar, comentar o curiosear. Descubriréis como yo que éste mundo ofrece tantas cosas que a veces falta tiempo para aprovecharlas todas.

¡Ánimo!

Un comentario

  1. Gracias por esa mención tan inspiradora. La verdad soy una partidaria de que en esta vida es mejor ganar poco, pero hacer lo que te gusta y disfrutar de lo que haces. Con el tiempo descubrirás que un gran salario no es la solución a tus problemas, por el contrario es toda una cadena que lo único que hace es limitarte e impedirte ser mucho más de lo que puedes llegar a ser.

    Ánimo con esos proyectos. No desesperes, ni te desanimes. Las cosas van llegando poco a poco, pero a la final vale la pena 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s