Autor: Toni Marco

No es un adiós, es un hasta luego.

Ha llegado un momento en el que tengo que tomar una decisión con éste blog. Os cuento:

Éste blog lleva abierto dos años largos, tiene -tenía- cerca de 400.000 visitas, lo que repartiendo darían unas 500 visitas diarias. Esa cantidad se debe principalmente a que cuatro o cinco posts han sido muy conocidos y se han compartido más de la cuenta, la última vez fueron más de 70.000 visitas a costa de ésta entrada. Actualmente y tras cambiar de Blogspot a WordPress, apenas hay 30 o 40 visitas al día. No se puede “vivir” a base de pelotazos.

Pero…¿y qué más?

Casi todo el mundo que yo sepa que escribe en un blog siempre lo hace con un fin, que suele ser “ser leído por los demás”. Es más que obvio, si no escribiríamos en un documento de Word y listo, para nosotros mismos y sin más problema. Tampoco es necesario recibir gran número de visitas ni mucho menos, porque en realidad lo que me gusta de todo esto es el feedback que se recibe, hablar con otros blogueros, con gente que comenta, que te cuenta sus experiencias, que te muestra sus ideas y las comparte contigo porque tiene cosas en común y le apetece hacerlo.

Y no es algo que haya conseguido con éste blog, la verdad.

(más…)

De la Alameda de Sevilla a Gamonal de Burgos.

Las señales son inequívocas: en España ahora mismo basta con tocar las palmas y tienes una revolución en tu propia puerta. Revoluciones de twitter como yo las llamo, puesto que duran lo mismo que un tweet y se pierden en el tiempo igual que lágrimas en la lluvia, como dijo el célebre Nexus. ¿Quién recuerda a los mineros? ¿O a los estudiantes de Valencia? ¿Los palos de la policía en Plaza Cataluña? Nadie. Tenemos tal sobrecarga de información cada día que la que es realmente relevante acaba siendo sepultada por toda la demás. Pero al menos son indicativos de que algo pasa.

Lo que no podía dejar pasar era ésta oportunidad para hablar del Gamonal porque aunque no lo parezca, en Sevilla nos toca bastante de cerca.

Por lo que leo, Gamonal es un barrio obrero de Burgos que se opone a la reurbanización de la calle Vitoria, una de las arterias principales de la ciudad y no es la primera vez: en 2005 también se opuso a la remodelación de otra calle construcción de un párking en el barrio, aunque entonces sí que se detuvo la obra. El proyecto actual supondría reducir los carriles de circulación y eliminar todos los aparcamientos en superficie para meterlos bajo tierra y privatizarlos a precios desorbitados pero claro, como todo, tiene su aquél: el promotor del proyecto estuvo condenado a dos años de cárcel, el Ayuntamiento andan justitos de dinero (¿Cual no?), han cerrado guarderías por no poder reformarlas al no haber fondos…Vamos, lo normal.

(más…)

Diez consejos para cuando vayas a un hotel.

Aquí van diez consejos que te serán muy útiles para la próxima vez que te alojes en un hotel desde que entras por la puerta hasta que vuelves a salir por ella.  No cuento nada nuevo y en general se basan principalmente en mi experiencia estos nueve meses de trabajo, y yo he mismo he podido comprobar que cuando se siguen estas pautas de pronto todo es mucho más fácil y gratificante, tanto para el cliente como para el trabajador. Añado algunos ejemplos, por si a alguien les sirven.

Venga, ¡no perdéis nada por probar!

1. Saluda

Parece mentira, pero algunas personas dan por hecho que el saludo es algo innecesario ya que en un hotel te van a recibir igual, digas algo o no. En absoluto: es la forma más efectiva para que todos los empleados empiecen a saber quién eres y no pasar por situaciones como tener que repetir veinte veces en qué habitación te alojas. A nadie le gusta decir su nombre una y otra vez, ¿verdad?

2. Da las gracias

Cuando hacemos algo por alguien…¿no nos gusta recibir un sencillo “Gracias” como respuesta? A los trabajadores de un hotel también. A algunos los verás a diario (recepcionistas, camareros) y a otros no los verás jamás (lavandera, costurera, camareras de pisos…), así que ¿qué tal si jugamos a las notas? Estoy seguro de que si en la bolsa de ropa sucia que has pedido que te laven pones una nota dando las gracias por adelantado a la persona que las lavará, lo hará con mucho más mimo y más rápido. O sobre la mesa, antes de que vengan a limpiar. Pruébalo y me cuentas.

Ejemplo: Una familia catalana que desde que llegó supo agradecer cada gesto que hice por ellos sin tener realmente porqué hacerlo, era sencillamente educación. ¿Resultado? No recordaban dónde habían dejado el carrito del bebé y cuando fue localizado me fue sencillísimo identificarlo y enviárselo a la habitación cuando mi compañero me preguntó por él por teléfono, ya que él no estaba delante en el momento de perder el carrito. De no haber sido tan simpáticos y agradables -y quedarme con sus caras- quizás no habría recordado tan rápido en qué habitación se alojaban.

(más…)

"Pequeño libro de instrucciones de la vida".

En el fondo no soy persona de dar consejos por que si, así como me gusta que cuando me aconsejan algo me den los argumentos necesarios para seguir ese consejo. Los clásicos como “Soy más viejo que tú” o “Porque a mi me ha pasado antes” no me sirven de mucho, la verdad. Pero si que se agradecen de vez en cuando cosas como ésta: ha aparecido en mi muro de Facebook. No es ni mucho menos nuevo, ni desconocido. Pero simplemente me gusta tenerlo por aquí para releerlo de vez en cuando. Se titula “Life’s little instruction book”.

Jackson Brown es un padre preocupado por la felicidad de su hijo y por ello le escribió estos “consejos” cuando este se fue a estudiar a la Universidad, lejos de su casa. 
Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros. Los mensajes tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos, Life’s Little Instruction Book, una publicación que rápidamente se convirtió en un best seller traducido a varios idiomas. He aquí los consejos.

(más…)

Balance de 2013: el año del trabajo y el aprendizaje.

Terminando 2013 a todos nos gusta pararnos un momento a reflexionar acerca de cómo nos ha ido durante todo ese tiempo: si estamos mejor o peor que cuando lo empezamos, si hemos conseguido aquellas promesas que nos hicimos al principio o no, o si sencillamente ha sido “uno más”. Si tuviera que quedarme con algo en concreto de éste 2013 que nos deja ese sin duda es el ámbito laboral: a grandes rasgos se puede decir que ha sido el mejor año hasta ahora.

Comencé el año contando cómo me habían echado de una empresa por no haber cedido a sus absurdas exigencias; más tarde comencé unas prácticas en uno de los mejores hoteles de la ciudad y donde he conseguido quedarme aunque sólo sea en momentos puntuales que van desde unos días sueltos a meses completos (el único punto negativo ha sido la relación con algunos “compañeros“). A finales de verano conseguí de abrir una pequeña “empresa” basada en márketing de afiliados abriéndome un mundo nuevo de posibilidades económicas y desde septiembre también tengo que añadir en la nómina el bar de copas que también he citado alguna vez. Y como guinda del pastel, sobre la mesa tengo un par de proyectos muy interesantes: uno relacionado con éste mismo blog y otro que está todavía en la fase de brainstorming del que más adelante tendréis noticia. Termino pues 2013 trabajando, y lo comenzaré trabajando.

(más…)