Actualidad

De la Alameda de Sevilla a Gamonal de Burgos.

Las señales son inequívocas: en España ahora mismo basta con tocar las palmas y tienes una revolución en tu propia puerta. Revoluciones de twitter como yo las llamo, puesto que duran lo mismo que un tweet y se pierden en el tiempo igual que lágrimas en la lluvia, como dijo el célebre Nexus. ¿Quién recuerda a los mineros? ¿O a los estudiantes de Valencia? ¿Los palos de la policía en Plaza Cataluña? Nadie. Tenemos tal sobrecarga de información cada día que la que es realmente relevante acaba siendo sepultada por toda la demás. Pero al menos son indicativos de que algo pasa.

Lo que no podía dejar pasar era ésta oportunidad para hablar del Gamonal porque aunque no lo parezca, en Sevilla nos toca bastante de cerca.

Por lo que leo, Gamonal es un barrio obrero de Burgos que se opone a la reurbanización de la calle Vitoria, una de las arterias principales de la ciudad y no es la primera vez: en 2005 también se opuso a la remodelación de otra calle construcción de un párking en el barrio, aunque entonces sí que se detuvo la obra. El proyecto actual supondría reducir los carriles de circulación y eliminar todos los aparcamientos en superficie para meterlos bajo tierra y privatizarlos a precios desorbitados pero claro, como todo, tiene su aquél: el promotor del proyecto estuvo condenado a dos años de cárcel, el Ayuntamiento andan justitos de dinero (¿Cual no?), han cerrado guarderías por no poder reformarlas al no haber fondos…Vamos, lo normal.

(más…)

Anuncios

¡Nuevo dominio!

Amigos, fans, fieles y acólitos, tengo a bien presentaros en éstos días de Gloria de Nuestro Señor, mi nuevo dominio web para que dejéis de ponerle apellido a éste tan humilde y divertido blog. Ahora podréis entrar directamente desde…

.com

 Si habéis tenido a bien darle al enlace habréis comprobado de manera un tanto “especial” que redirige a ésta página. Especial de cuando algunas madres decían: “Es que este niño es…especial”.  Gracias por vuestra visita extra 🙂

Y como seguro que os habéis portado muy bien en Navidad, aquí os dejo mi primer regalo. ¡Un abrazo a todos y que paséis una gran Nochebuena y una feliz Navidad, o algo de eso!

La importancia de los detalles: GADIS vs Cruzcampo

Inundados nos hallamos de mensajes publicitarios, spots televisivos, spam ordinario y miles de formas, de luces y colores hiper excitantes que no paran de enviarnos mensajes de todo tipo empujándonos a elegir unos u otros productos. A veces somos conscientes de lo que nos están vendiendo y otras veces tenemos que fijarnos más. Unas veces el spot en sí es un valor, y en otras ocasiones es sencillamente el momento que aprovechamos para ir a darle un repaso a la nevera, no sea que haya algo nuevo desde la última vez que fuimos.

Sin embargo, en contadas ocasiones, precisamente cuando nos paramos de verdad a ver qué nos están vendiendo y más que el qué, el cómo nos lo están vendiendo, es cuando nos damos cuenta de que todo, absolutamente todo lo que realmente importa radica en los detalles. Vamos a verlo con dos ejemplos muy claros:

El primero es el nuevo spot de los Supermercados GADIS, una cadena gallega de alimentación. Está subtitulado, por si os daba pereza penar en otro idioma.

Como habéis visto, el resultado es una interpretación un tanto almodovariana de la maruja estándar en su hábitat natural, la peluquería, centro neurálgico del saber popular que va relatando los desmanes de la vida y asegurando que pueden ser superados con un poco de optimismo. Una escena típica, fácilmente reconocible y hasta exportable a otras regiones. Prácticamente no podemos saber de qué o de quién es el anuncio hasta el final pero en éste caso importa poco: lo que nos está vendiendo en principio es que hay que conservar una actitud positiva a pesar de la que está cayendo y no dejar de comprar en esos supermercados. La marca ha sabido fusionar el refrán “Al mal tiempo, buena cara” con el carácter gallego y sobre todo, con su marca. “Ante la adversidad, estamos nosotros para alimentaros, no os preocupéis. Seguid siendo felices” es más o menos lo que yo entiendo. Un 8 sobre 10 por la exagerada euforia final, y aún así te quedas con el “pellizquito”. 
Pero luego podemos irnos justo al extremo contrario: los anuncios de Cruzcampo

Saltándonos el debate acerca de si es buena o mala cerveza, si es oro líquido o pis de cabra, la cervecera ahora holandesa no ha sabido reflejar demasiado bien en sus spots algo que no sea torpeza, incultura o un “quiero-y-no-puedo” corporativo. Veamos:

Qué bien, ¿verdad? En éste anuncio de 2004 vemos la típica escena que podría darse en cualquier momento y lugar de Andalucía, una taberna cualquiera donde un apuesto poeta embelesa a una espectacular morena con un soneto que corta hasta el aliento de los presentes, para que al final todo se resuelva con una fiesta que quita el sentío. ¿No os chirría nada? ¿No escuece un poco ver al mismísimo Lorca transformado en una suerte de casanova low-cost con un fantástico acento más propio de la Meseta que de las orillas del Genil? Que si, que es evidente que no se refieren a Lorca en sí sino que se trata de una especie de “recreación moderna para homenajear a una de las figuras románticas andaluzas más internacionales” pero ya que intentan venderme algo, al menos que lo hagan con un poco de propiedad. O sencillamente preocuparse por saber que Lorca murió fusilado por homosexual.

Detalles nimios que no son necesarios para hacerle un homenaje. Para qué quebrarnos la cabeza si podemos apañarnos tranquilamente con un libro y un par de versos del poeta granadino. ¡Si es que soy un quejica!

Luego estaría la opción “tirar piedras sobre tu propio tejado”. En 2011 pasamos de los tópicos históricos a los modernos y mientras Cruzcampo se esforzaba seriamente en recordarnos a los andaluces que preferimos el relax al trabajo, la vida caótica a la ordenada, la “fiestera” a la responsable…Todo aciertos. 

Más tarde me imagino que alguien de la propia empresa tendría un sobresalto nocturno o algo así y durante el choque de neuronas diría “Oye, ¿y no será que los andaluces puedan sentirse menospreciados al ver éste anuncio que básicamente dice que son todo lo contrario a gente decente?” y claro, fueron a corregirlo. 
Ahora ya si se escuchan con nitidez las vocales abiertas orientales, alguna hache aspirada, alguna consonante ausente…parece ser que por fin después de años de spots publicitarios Cruzcampo ha comprendido que, al igual que en un anuncio de supermercados gallegos aparecen marujas gallegas hablando en gallego, incluso aunque sólo lo emitas para audiencia gallega, es necesario que lo que estés publicitando sea coherente dentro del propio contexto del anuncio. Un Lorca de plástico con acento de Valladolid o cuatro jóvenes diciendo que en el sur se vive mejor porque a ellos les parece así no son argumentos suficientes si lo que quieres es que una región asuma que tu marca es más importante que la bandera.

Podríamos hilar más fino si analizamos lo que dice el anuncio en el cual se escuchan comparaciones más sutiles que en el anterior: ahora el sur no es todo fiesta, caos y jolgorio; ahora es luz, color, sabor, una actitud, al mal tiempo buena cara, solidaridad, donde comen dos comen diez…Huy, pero un momento…¿esto no es suena? ¿de verdad que no?…

Si, damas y caballeros, Campofrío ha vuelto al ataque reciclando conceptos. Pero como decía Michael Ende en “La Historia Interminable”…

…eso ya es otra historia. 

Por lo menos sale Chiquito de la Calzada, ¡que ya podría aprender Cruzcampo!

Paul Walker VS El General Armada: ¿Qué muerte importa más?

Iba a decir que “ayer el mundo del cine y la sociedad se levantaba empañada en lágrimas por la muerte de Paul Walker” y a escribir algo acerca de lo rápido que viven algunas personas…pero luego me ha dado pereza.

Si, una pereza terrible porque desde que los humanos nos sentamos a conversar y hacemos “sociedad”, me asombra una barbaridad ver qué es lo que realmente tiene importancia sobre nosotros y qué no, y de qué material estará hecho el cristal ese con el que miramos las cosas para que unas nos afecten terriblemente y otras sencillamente nos las pasemos por el arco del triunfo.


Ayer mismo murió el General Armada, uno de los golpistas del 23-F que en 1981 fue condenado a 30 años y que de haber triunfado la rebelión hubiese sido el Presidente del Gobierno. Vamos, que estaba untado en manteca. Fue condenado a 30 años de cárcel que hubieran finalizado en 2011, hace dos años, pero “por motivos de mala salud” fue indultado la nochebuena de 1988. Debía ser una mala salud de hierro
Ahora todos se deshacen en elogios porque al fin y al cabo, “eran otros tiempos” o “no fue su culpa, se dejó llevar” y así hasta hacerle santo. Que por cierto, por si no lo habéis leído en Wikipedia aún: éste general fue el que quería hacerse el listo dejando que Tejero se comiese el marrón de ir al Parlamento y destrozar el techo, y que él llegase después y le dijese algo como: “Venga Tejero guapo, ya está, ya pasó. Ahora déjanos a los mayores” y así poder asumir él la Jefatura del Estado, y no un simple Guardia Civil.

Un día antes, como decía al principio, fallecía el actor Paul Walker y !oh maldito Destino! que te lo has ido a llevar dentro de un coche, tal y como se pasó la última década interpretando el papel de Brian O’Conner en la saga iniciada por “Too fast, too furious”. Si hombre si, es esa serie de películas en las que cuando sales, coges tu Seat Córdoba del 98 y sales racheando del cine y cogiendo las curvas lo más cerradas posible para que tu novia se pase el trayecto hasta casa agarrada a la asita que hay encima de la ventanilla del copiloto con la mano derecha y con la izquierda el bolso para que no acabe revoloteando sobre la guantera.

El General Armada. De Walker no pongo foto porque ese sí sabéis quién es.  ABC.es

El caso es la repercusión que han tenido ambas muertes en mi entorno y lo relativa que es la importancia para la sociedad: el general golpista ha muerto plácidamente en su cama tras años y años de cuidar camelias en su casa de La Coruña; un general que a punto estuvo de volver a sumir a España en una dictadura militar, y no parece importarle a nadie el hecho de que haya escapado con esa impunidad.
En cambio, la muerte de un actor cuya capacidad interpretativa deja que desear, cuyo único valor es tener buen físico y que encima su único premio de mayor relevancia haya sido otorgado por la MTV ha aparecido en todos los medios una y otra vez y hasta con cierto morbo, ya que hay un vídeo disponible del coche en llamas con el actor dentro. Al actor no se le ve, por si habíais ido corriendo a Youtube a buscarlo. Las redes sociales están colmadas de mensajes de despedidas, llantos virtuales y una turba de plañideras lamentando la muerte de “un ser tan especial”.

Con esto quiero decir que efectivamente, en este mundo hay muertes de primera y muertes de segunda, y hasta de tercera y cuarta clase. La muerte de un actor que en principio tampoco es para tanto es la que ocupa más horas en medios de comunicación y redes sociales. Al General golpista ni lo mencionamos a pesar de su relevancia para la Historia de España y ni mucho menos nos acordamos ya del desastre de Filipinas o de la necesidad urgente que existe de que vivamos a otro ritmo para evitar sentenciar el lugar donde vivimos.

Puede que yo esté todo el día pensando en cómo mejorar éste mundo, pero os garantizo que lo que no estoy haciendo es lo contrario.

"Tiene arreglo" cambia de nombre: "Entre todos".

Hace ya un tiempo que hablé del programa “Tiene arreglo” por aquí para indagar un poco y sondear la opinión pública acerca del programa, un programa que yo imagino que es una derivación más rentable de aquellos antiguos “maratones televisivos” donde aparecían en una bancada diez o doce famosos haciendo como que cogían llamadas telefónicas creando la falsa ilusión de que cualquier españolito de a pie podría charlar unos minutos con ellos y ya que estamos, donamos unas cuantos euros.

Hace no demasiado se estrenaba en Televisión Española (eso de La Uno a mi me sigue chirriando) el mismo programa con distinto nombre: “Entre todos“, con la misma presentadora y que curiosamente ha recibido fuertes críticas acerca de si se está explotando un formato de caridad televisada o cómo hacer rentables las desgracias de los demás. Unos chicos trabajadores sociales llamaron por teléfono al programa y los pusieron de vuelta y media:

Es decir: “Tiene arreglo” comenzó a emitirse en Canal Sur en Septiembre de 2011 y desde entonces apenas ha tenido una repercusión más allá de cuatro o cinco artículos de periódicos o blogs criticando el hecho de que un programa de televisión esté supliendo las funciones de distintos organismos estatales y siempre sin salir de la región; en cambio al pasar a la palestra nacional no han tardado en llegar las primeras exigencias de retirada del programa.

No sé vosotros, pero a mi me da la sensación de que mientras el programa permaneciese en Andalucía no había problema alguno, pero ahora que es algo general, “vamos a meterle mano”. Como si aquí fuese casi un bien social pero en cambio, resulta que es una vergüenza para España. ¿Acaso la caridad sólo está “bien” si es en el sur, donde estamos acostumbrados a vivir de los demás? ¿No había problema mientras fuese “cosa de pobres, entre pobres”? (Nótese la ironía, por favor)

Por mi parte y como ya dije, me encuentro en una posición intermedia: por un lado “Entre todos” me produce asco ver como se lucran (con audiencia en éste caso) con unas desgracias ajenas que, con programa o sin él, seguirán existiendo. Por otro lado, puedo llegar a sentir alegría tras comprobar que ciertamente las ayudas llegan y que al menos a algunas familias van a echarle una mano para seguir adelante.

¿Y tú? ¿Qué opinas?