cine

Lo que esconden algunas historias de Disney

Desde bien pequeño nos encontramos bombardeados por todo tipo de publicidad con diferentes objetivos pero hay uno que especialmente me inquieta, sobre todo porque se realiza durante la infancia de millones de niños. ¿Qué objetivo puede existir detrás? Bajo mi punto de vista, el objetivo no es otro que adoctrinarlos y prepararlos para un futuro donde lo que prima es el aspecto físico sobre el intelectual; la riqueza frente a la humildad; la apariencia sobre el ser y sólo se puede cambiar y mejorar por arte de “magia” en lugar del esfuerzo. La vía fácil que hoy día podemos ver en sus múltiples formas: operaciones de estética, especulación económica, trampas, trucos, atajos…

He escogido unas cuantas películas del Disney moderno e intentaré trascribir lo que dice, y después lo que realmente dice.

Reconozco que son cuentos e historias, que toda la vida se han contado estas pequeñas parábolas e historias para educar a los más pequeños de una forma que ellos puedan entender pero…¿es ésta la forma correcta? ¿Qué se les está enseñando exactamente con estos cuentos? En realidad los pequeños no siempre entienden el mensaje que se les envía…hasta que lo entienden. Y quizás ya será demasiado tarde para hacerles cambiar de opinión. Las películas que he escogido son:

1. Hércules

Hércules es un dios que queda “atrapado” en la Tierra, donde más tarde será formado como un poderoso guerrero y vencerá al mal, consiguiendo tras muchas dificultades a la chica que desea, Megara, la cual al principio se muestra recelosa y poco receptiva. Su enemigo es Hades, Dios del Inframundo, que no hará otra cosa que poner obstáculos a todo lo que Hércules haga. Del entrenamiento de Hércules se encargará el semidiós Filoctetes, su fiel amigo y el cual guiará a Hércules hasta el mismo Olimpo.

En realidad se nos está diciendo una cosa clarísima: Hércules triunfa porque es fuerte, guapo, musculoso y no le tiene miedo a nada. En ningún momento se cita que deba ser a la vez astuto, inteligente o capaz de resolver tareas complejas. En realidad sólo tiene una: matar a sus enemigos. Gracias a los “trabajos” que realiza se hace inmensamente rico, cosa que vuelve locas a todas las adolescentes que salen en el vídeo. El mensaje que se está enviando a miles de niños es: “Si queréis tener lo mismo que tiene Hércules, tenéis que ser fuertes y hacer todo lo que se os diga”. Sin rodeos: soldados de algún ejército. La película es del año 97, en plena Guerra de Kosovo. Que no digo que se haya hecho una película para decirles a los niños que la guerra no es tan mala y demás, pero bueno. No sería la primera vez que el cine lanza su propaganda pro-militar.

2. Aladín

Aladín es un mendigo que recorre la medina de su ciudad trapicheando, robando para comer él y su mono Abú. Un día encuentra una lámpara maravillosa de la cual sale un genio que le concederá tres deseos, que Aladín decide invertir en conquistar a la princesa Yasmin. A la vez, el malvado Jafar pretende seguir controlando al Sultán, casarse con su hija y heredar el reino. Finalmente, Aladín conquistará a la princesa, la cual conocerá su verdadero origen humilde, y juntos vencerán a Jafar.

Lo que el cuento nos está diciendo a todas luces es que la forma más rápida de conquistar a la persona que queremos es mediante engaños y ardides, basándose estos en la más pura apariencia: tener dinero, riquezas y una mejor apariencia es la mejor puerta para conseguir lo que queramos. Si bien Yasmin al principio no quiere saber nada de Aladín, con el tiempo este, que ya ha conseguido convencer al Sultán, la termina conquistando. Por otro lado nos dice también que la única forma de cambiar su estatus social es mediante un “milagro” como lo era la lámpara.

De nuevo encontramos un final feliz tras tanto revuelo: a pesar de que Aladín ha mentido, engañado y simulado ser quien no es, al final tendrá su recompensa: la chica que desea y con ella, el reino.

3. El Jorobado de Notre Dame

La historia nos cuenta la vida de Quasimodo, un joven deforme y jorobado que vive entre las torres de Notre Dame, la Catedral de París. Dicha tarea es encomendada por su padrastro, el Juez Frollo, que lo recogió de pequeño ya que mató accidentalmente a su madre, una gitana. Quasimodo crece acompañado de sus amigas las gárgolas en la Catedral, donde conocerá a Esmeralda, una gitana que como los demás tendrá problemas con la ley. Finalmente su historia se entrelaza con la del Capitán Febo, apuesto soldado con el que Esmeralda encontrará el amor a pesar de sus diferencias.

Aquí encontramos tres niveles de “preferencia”, un orden que viene dado por el estatus social y la apariencia física: en la cima encontramos a Febo y Frollo; uno por guapo y otro por su posición social; más abajo a Esmeralda, que si bien es gitana sigue siendo físicamente espectacular, tanto que incluso llega a llamar la atención del cruel juez. Y finalmente el Jorobado, que siendo feo y apartado de la sociedad desde pequeño es el último escalón de esta pirámide. Finalmente Esmeralda y Febo superan sus diferencias de clase y se enamoran dejando al feo de lado y recluido en sus torres. Gana la belleza frente a la fealdad; la posición social frente al origen. Al menos el malo muere debido a su propia soberbia lo cual está lanzando un mensaje más: “no seáis soberbios y no os propaséis con vuestra actitud, porque mirad cómo se acaba.” Dentro de lo que cabe, éste último mensaje no está mal.

Habría que añadir la crueldad del pueblo contra todo aquello que noten como “distinto” (El jorobado) al cual llegan incluso a humillar y torturar para después ser aceptado (el sufrimiento que precede a la recompensa) y bien que cabe destacar el impecable papel de la Iglesia como protectora y benefactora de todos los seres, sean feos, gitanos o crueles.

Aprovecho y añado éste vídeo donde deja en evidencia lo sexuales que son algunas de las películas de Disney, y ésta no iba a ser menos.

4. Pocahontas

Esta película cuenta la relación entre la joven Pocahontas, hija del jefe indio de su tribu, con John Smith, un soldado inglés ávido de encontrar aventuras y sorpresas en el Nuevo Mundo. Los conflictos culturales son graves ya que el pueblo de Pocahontas se siente invadido y el de John Smith cree tener plenos derechos para tomar ese territorio, y a pesar de ello la historia de amor entre ambos se hace más fuerte. Finalmente, durante un conflicto con el padre de Pocahontas, Smith es herido y debe volver a Inglaterra, sin Pocahontas.

Aquí el asunto es más geopolítico: se está justificando el imperialismo de Europa/América (Occidente) sobre los demás. A los niños se les dice que “no pasa nada por conquistar, siempre y cuando nos llevemos bien”. La película en éste caso es de 1995, en plena Guerra de los Balcanes. El mensaje final que yo interpreto de esta película es “No es tan malo imponer nuestra política en esa región, al final nos llevaremos bien”.

5. La Sirenita

Basada en uno de los cuentos de Andersen, la historia en si es enrevesada: Ariel, que vive bajo el mar junto a sus amigos, se enamora del Príncipe Eric y decide recurrir a la Bruja del Mar para poder llegar hasta él. La bruja le proporcionará un par de piernas a cambio de su voz: si consigue besar al príncipe en tres dias, se quedará como humana y recuperará su voz; si no, la Bruja se quedará con la voz y ella se transformará en alguna de las plantas acuáticas de la cueva de Úrsula. Viendo que la sirena está a punto de conseguir su objetivo, Úrsula se entromente y termina perdiendo la voz de Ariel, que la recupera y está a punto de besar al príncipe a tiempo, pero no lo consigue. Finalmente es arrastrada al fondo del mar, donde su padre se verá obligado a convertirse en planta marina para que Ariel quede libre. Úrsula se convierte en Reina del Mar, aunque finalmente es derrotada por el Príncipe Eric, que se casará con la Sirena

Esta historia es de las que Disney adaptó en su día de otros cuentos más antiguos como también lo son “Blancanieves”, “La Cenicienta”, “La Bella Durmiente” y similares. Cuentos que por cierto, son mucho más crueles que los de Disney, porque si alguien decidiera publicar esos cuentos tal cual entrarían dentro del género de Terror cuanto menos.

Aquí la historia está en la diferencia de mundos en los que Ariel y Eric viven, y donde todos se empeñan en que es mejor vivir separados de los que son diferentes a nosotros. Sólo hay unas pocas excepciones, pero requieren un esfuerzo enorme y un sufrimiento que implicará gravemente hasta nuestros parientes. Lo brutal de la transformación de Ariel de “pez” a “humano” deja patente que la belleza se paga, y muy cara. De nuevo nos encontramos con el mismo patrón de que lo bello termina triunfando frente a la fealdad de Úrsula, que desea la voz de Ariel ya que era la voz más bonita de todo el mar (esto entroncaría con la tradición de las sirenas cantarinas griegas, imagino).

Viendo sólo estas cinco películas, uno entiende que todas ofrecen varios mensajes según se interpreten. Si bien es cierto que ya una vez de mayores podemos revisionarlos y entender qué es lo que realmente cuentan esas historias, cuando uno es pequeño sólo entiende algunas cosas muy básicas y en estos casos viene a ser siempre lo mismo: el triunfo de lo “bueno” sobre lo “malo”. ¿Y qué es lo “bueno”? Pues lo de siempre: la belleza canónica, el dinero, la fama, la fuerza, la valentía, lo “nuestro” sobre lo de los demás. A medida que se crece empiezas a entender más cosas:

“No pasa nada si los blancos asaltan a los indios porque al final acaban bien” (imperialismo)
“Es normal que el guapo se vaya con la guapa, y al final acaban todos contentos” (aspecto físico)
“Si quiero ser alguien mejor, tengo que ser más fuerte para luchar contra mis enemigos” (fuerza física)
“Estudiar no es importante; siendo fuerte y valiente podré superar todos los obstáculos”. (ausencia de conocimientos)
“Puedo tenerlo todo, pero todavía puedo tener más” (consumismo)
“El hombre debe/puede conquistar a la mujer de cualquier forma” (machismo)

Esto no sólo se hace con películas Disney, se hace de múltiples formas y la publicidad es la aliada número uno de éstas ideas. Pero es quizás inquietante que ya desde pequeños nos veamos así, inundados por toda ésta información que incluso cuando se es mayor es muy, muy difícil de asimilar.

Anuncios

La revolución de los ángeles.

¿Qué pasaría si un día, un grupo de personas sin absolutamente nada que perder decide hacer algo más serio contra aquellos que consideran sus enemigos y a su vez, enemigos del Pueblo?

¿Qué pasaría si por ejemplo, un grupo de enfermos terminales sin relación entre ellos y con una esperanza de vida inexistente decide de forma espontánea atentar contra la vida de cualquiera de los políticos corruptos que campan a sus anchas por nuestro país?

¿Qué pasaría si de pronto nosotros perdemos el miedo y ellos se vieran atrapados por el Pueblo al que oprimieron durante años?

“La revolución de los ángeles” es un corto financiado mediante crowfunding en Verkami que no sólo plantea estas mismas preguntas, sino que va más allá y de forma ficticia muestra lo que pasaría si de pronto, todas mis preguntas anteriores recibieran una respuesta. 


Ahora en serio. ¿Qué pasaría?

Intocable: el valor de la amistad.

Sé que lleva siendo un éxito en Francia desde el año pasado. Según las cifras, es la segunda película en número de espectadores de toda la historia del cine francés y la tercera más exitosa según Wikipedia y todo ello sin ser un pastel pseudomoderno traducido del búlgaro. Sólo con esto es digna de sentarse un momento, ponerse cómodo y verla hasta el final.

El argumento de “Intocable” es aparentemente es sencillo (no hay spoilers, tranquilos): Driss es un chico de origen senegalés que vive en el extrarradio de París procedente de una familia desestructurada, el cual necesita de una firma (otorgada cuando es rechazado en un trabajo) para poder cobrar el paro. Para ello acude a una oferta de empleo que consiste en cuidar a Philippe, un tetrapléjico adinerado que necesita atención y cuidados la 24 horas del día. El primero vive con una familia enorme, el segundo en una mansión enorme. El primero no conoce los lujos y el otro compra cuadros que valen 41.000 euros. Finalmente Driss es contratado y comienza una curiosa relación entre ambos, donde Driss es de las pocas personas que entiende que Philippe no es sólo un hombre atado a una silla con ruedas, sino que hay algo más en él. Por otro lado, Philippe ve en ese chico un soplo de vida, la vida que a él le falta.

El mensaje que transmite es brutal: a pesar de las diferencias, a pesar de todo lo distintas que puedan parecer dos personas en principio, no hay nada tan fuerte como el sentimiento de pertenecer a algo más grande que uno mismo, algo que trasciende a la persona en si y que uno solo no puede completar. Y aunque podemos llegar a ser personas integras y felices, necesitamos sabernos necesitados por los demás.

Ahonda perfectamente en el concepto de la amistad que supera los prejuicios, la amistad pura y noble, la que no necesita explicaciones sino actos. Unos actos que sencillamente se hacen desde el instinto por cuidarnos unos a otros en una sociedad individualista que queda claramente retratada en la película: la individualista, la que vive ajena a los demás, la que siente lástima por los débiles cuando estas personas ni lo son, ni lo serán. Esto es lo que entiende Driss a la perfección antes que cualquier otro candidato a su mismo puesto.

Ahora vienen las preguntas: ¿Cuántas amistades tenéis así? En mi caso, puedo decir que al menos tengo a una persona de este tipo y bien orgulloso que estoy. Además, muchos de nosotros tenemos amigos desde la infancia, yo en concreto conservo amistades desde los seis años y aunque quizás no nos veamos todos los días sabemos que siempre estamos unos junto a los otros de una u otra manera. Es una amistad tradicional, tierna y por costumbre. Las personas guardan una afinidad y de ahí surge la relación. Y es precioso mantenerlo y ojalá me duren otros tantos años.

Luego existen otros tipos de amistades: Albert Espinosa los definió como “amigos amarillos” en el libro de nombre “El mundo amarillo”, donde nos explica que existe un tipo de relación efímera, breve pero muy intensa que puede enseñarnos mucho acerca de lo que no conocemos o bien, donde podemos dejar nuestra huella. Estas amistades puede que duren unas horas, un día o un año, quizás diez. Pero algún día no estarán y es precisamente el tiempo que dura y las enseñanzas que nos transmiten lo importante de este tipo de relación.

Quizás alguna vez os ha pasado: conocéis a una persona, hay conexión y afinidad, hay grandes conversaciones y tras un tiempo, por el motivo que sea, jamás os volvéis a ver. Pero esas conversaciones, esa conexión, esas ideas compartidas y esa persona ya vive dentro de vosotros, ya tenéis su “marca” y vosotros habéis dejado la vuestra. Albert decía que no debía darnos pena que esa relación no continúe, sino que debemos alegrarnos por habernos encontrado a alguien así en nuestro camino, pero que este camino debe continuar.

Luego hay amistades falsas, amistades erróneas y meros conocidos, pero eso está a un nivel más bajo y no me interesa ahora hablar acerca de eso.

Lo que considero importante y que me gustaría transmitiros aquí es que a pesar de las relaciones que nos encontremos por el camino duren más o menos a nuestro lado, lo importante está en aquello que quieren contarnos y en aquello que quieren aprender de nosotros, motivo suficiente para no cerrarnos a nadie y mantener la mente libre de prejuicios, abierta y despejada ante este tipo de personas. Creo que nuestra vida y el mundo en general sería un lugar mucho mejor para vivir si nos olvidamos del egoísmo de “acumular” amigos en lugar de disfrutar de ellos y ellos de nosotros. Esto no va de hacerse amigo de todo el mundo en un planeta “happy” y maravilloso: significa admitir nuestros sentimientos y nuestros conocimientos, saber compartirlos y disfrutarlos, enriquecernos cada día mas con esas personas que nos llaman la atención y transmitirlos así a la siguiente persona. Que no nos de vergüenza expresar lo que pensamos, creemos o vivimos ni siquiera con los desconocidos.

Total, si nos tienen que juzgar o no, lo van a hacer igual. Lo interesante es que no lo hagamos nosotros.

Me surgen más preguntas antes de terminar y que cada uno podría hacerse: ¿De qué tipo de personas nos rodeamos? ¿Qué clase de amigos creemos tener? ¿Qué clase de amigos creemos que somos? ¿Y qué clase de amigo somos realmente? ¿Con quién? ¿Qué clase de amigos nos gustaría tener? Ya tenéis faena.

Ah, y se me olvidan un par de cosas fantásticas sobre la película: está basada en hechos reales y la banda sonora es de Ludovico Einaudi. Podréis disfrutarla hasta con los ojos cerrados.

Lo mejor de 2011.

Es tradicional en diversos medios empezar a recopilar todo tipo de información de lo acontecido en el año, desde las fotos mas impactantes del panorama actual hasta la cantidad exacta de “polvos mágicos” que se consumen en los platós de televisión.

Ésta última es mentira, claro está. La recopilación digo.

Yo no voy a ser menos y reservando el 31 para alguna reflexión psico-trópico-filosófica, hoy dedico ésta entrada a localizar todos aquellos rankings, listas y demás montones de mierda recopilaciones que haya visto en los últimos veinte minutos.

1. Las mejores fotos del año según ReutersTotallyCoolPix, la revista Nature, Fubiz, de nuevo TotallyCoolPix (las mas raras), según la BBC, The Globe And Mail, la revista Time, The Natural World, o según Público.

2. Las mejores series del año según El Mundo, El PaísKoult o IMDB.

3. Las mejores películas según El Pais, Sensacine o el American Film Institute. De las listas podéis deducir que 2011 ha sido un año nefasto para el cine…

4. Los mejores libros de 2011 según Koult, La Casa del Libro o Amazon España (en éstos casos, los mas vendidos) o El País.

5. El vídeo más visto de 2011 en Youtube España: “Mr. SaxoBeat” de Alejandra Stan, con mas de 100 millones de visitas, o los mas añadidos a “Mis favoritos“.

6. En cambio, la lista de los 10 videos mas vistos de manera global en Youtube es ligeramente distinta.

7. Las cinco mejores canciones de 2011 según la revista Rolling Stones en Spotify. Los enlaces os enviarán alli directamente:

  1. Rolling in the deep – Adele
  2. Ni**as in Paris – Jay Z, Kanye West
  3. Till the world ends – Britney Spears
  4. These days – Foo Fighters
  5. Rewrite – Paul Simon

8. El anuncio más visto en 2011: El de DC Shoes.

9. Los mejores grafittis y arte callejero de 2011 según Blogenial.net.

10. Los mayores fracasos tecnológicos del año, las mejores frases (según la BBC), las campañas publicitarias más controvertidas según SoloListas.net.

11. Dedicarle un penúltimo punto a Twitter, que en 2011 ha sido la red social por excelencia, formando parte de la historia social de bastantes países del norte de África, incluída España.

12. Y como adelanto y por la parte que me toca, los mejores destinos turísticos para 2012.

Cuando terminéis de verlas todas y os venga la palabra “procrastinación”, que para los nuevos de la ESO quiere decir “tocarse los cojones”, me contáis qué os parece con un comentario.

Feliz 2012!

Precious

Sé que no es nueva. Sé que tiene un par de años y no soy tan moderno como para hacer cola en un cine y verla el día del estreno antes que nadie.

(Los cines, para quienes no sepan lo que son, son esas gigantescas naves industriales donde el aire acondicionado te hace sentir como si fueras carne de matadero, fresca y lista para cortar; donde te cuesta mas comer que ver una película; donde no tienes mando de la pantalla para detenerla si te estás meando después de beberte una coca-cola cuyo recipiente está diseñado por la NASA para contener tanto líquido. Eso es un cine.)

Pero la he visto. Y he de decir que la película es, continuando con un juego de palabras a estas alturas ya mas que ultrajado, preciosa.

OJO: Spoilers después de la foto.

Precious es una jóven de 16 años que vive en Harlem, Nueva York. Obesa y analfabeta, violada repetidas veces por su padre del que tendrá dos hijos, cuenta su historia entre los insultos y las palizas de su madre, la indiferencia de su abuela y los abusos de su padre. Decide dejar la escuela para entrar en unas clases alternativas que la ayuden a leer y a escribir, herramienta que utiliza para desahogarse.

A lo largo de la película Precious navega entre ensoñaciones deseando ser famosa, querida y reconocida; desea cantar y que su madre le quiera. Pero es solo un sueño.

De ésta película…poco se dirá que no esté ya dicho. La palabra mas cercana es quizás “ternura”, la que se llega a sentir por la protagonista que recibe todos los palos posibles, literalmente hablando. Ternura porque no cabe en cabeza humana cómo alguien puede soportar todo eso y seguir luchando por sobrevivir. Y no son historias extrañas, ni algo que nos quede lejos. A diario vemos en las noticias casos bastante similares.

La reflexión que a uno le queda es que realmente se puede llegar a vivir mal, incluso peor que Precious, no lo vamos a negar. Pero ese afán de superación y esas ganas de vivir te llega a plantear si realmente los que tenemos la gran suerte de no sufrir esa vida (porque “vivirla” es demasiado duro) agradecemos lo suficiente a las personas de nuestro alrededor y a nosotros mismos el hecho de no haber conocido nada similar.

No queda mas remedio que pensar, tras verla, que somos realmente afortunados. Y muchas veces nos quejamos de que la vida “es una mierda” desde nuestros portátiles de última generación, o berreamos por la ventana de un coche de tapicería de piel el asco que le da el Mundo y la Sociedad en si. A veces nos quejamos de que la comida “es un asco” y nos permitimos lujos como rechazarla. O simplemente, no pensar un poco mas allá del alcance de nuestro cráneo y darnos cuenta de que no estamos solos, y de que siempre, siempre podría ser peor, incluso cuando el mundo se nos echa encima.

Por gente como Precious, que existe y seguro más cerca de lo que pensamos, merece la pena seguir luchando.

Definitivamente, recomendadísima.