Hispanistán

Arriba con el IVA!

Lo siento, es que no puedo evitarlo. No es que me hierva la sangre, es que sencillamente ya no tengo porque estos cabrones no paran de chupármela.

La sangre, digo.

Os voy a poner dos recursos: el primero es una imagen de hace un tiempo; lo segundo, un titular de una noticia de hoy mismo. Y por este orden, vais a sentir:

-Contradicción
-Desconcierto
-Asimilación
-Miedo
-Ira

Y si no, probad. Aquí la foto:

Y ahora, la noticia:

El Gobierno subirá el IVA en 2013

¿Ahora qué, peperos? Le habéis dado vuestro voto de manera mayoritaria a un partido que nos está jodiendo  A TODOS en los dos pilares de una Sociedad de Bienestar (Sanidad y Educación); dijeron que no subirían el IVA o el IRPF y es lo primero que han hecho (os recuerdo que no llevan ni seis meses) y encima, las cifras del paro continúan subiendo más y más, llegando al 24.44%. Gracias a vuestro voto habéis hipotecado el futuro de vuestros hijos.

¿Ahora qué? ¿Puedo empezar a soltar barbaridades o todavía tengo que respetar el voto de la masa sumergida ahogada en la imbecilidad?

¿Pretenden fomentar el consumo y reactivar la economía penalizando el consumo?

¿Estamos gilipollas o qué pasa?

Ahora cualquier persona podrá entender a qué se debe esa reforma de urgencia del Código Penal, para poder mandar a la cárcel a aquellas personas que se resistan a la policía de manera pacífica….porque saben que la vía violenta está al caer. Ya han comenzado a encarcelar preventivamente a personas por su ideología. En España vuelven a existir los antiguos disidentes políticos.

¿Nos levantamos ya o esperamos alguna patada mas?

Think tank

El lenguaje que utilizamos puede ser muy poderoso o una mierda del tamaño del casco de un picaor.

Me explico:

Todo lo transmitimos a los demás con alguna forma de lenguaje, sea o no corporal, aunque en éste último caso es más potente. Pero volviendo al lenguaje escrito y hablado, todos solemos tener en mayor o menos medida una serie de palabras cuya sonoridad nos agrada. Dicen que la palabra que mejor nos suena es “amor” aunque yo sostengo que es “jamón”. Allá cada uno.

Pero hay una que me eriza hasta los pelos de donde no los tengo, y esa palabra es:

THINK TANK

Suena guay, ¿verdad? Pues a mi no me hace ni puñetera gracia. Os cuento.
¿Alguna vez os habéis parado a pensar cómo pueden ciertos partidos políticos o corporaciones pensar todos igual, si para poner de acuerdo a 4 personas hace falta un Doctorado en Relaciones Interpersonales? ¿Son tan tontos como parecen o por el contrario, les enseñan a ser así? La respuesta a esta pregunta última es SI para ambas: son así de tontos y les enseñan a ser así.

Un Think Tank es lo que parece: un grupo de personas, en principios “expertos” en algo, que se reúne para pensar por otras. Qué cosas, delegar nuestros pensamientos en gente que quizás ni conozcamos. Pero sigamos adelante:

En España los suelen llamar “Instituto” o “Fundación” para darles un aire de personalidad, como si llevaran existiendo desde el siglo XVIII o algo así. Como si de verdad creyéramos que dentro de esos lugares hay gente con togas y el pelo cano paseando por un jardín surcado por pequeños canalones de agua divagando acerca de si el PSOE es bueno o es malo, o si por el contrario la insustanciabilidad del Hombre es eterna o sólo le dura hasta que se sienta en el retrete.

Un par de ejemplos españoles, para demostrar que cuando queremos somos mas “tank” que nadie: la FAES y la Fundación IDEAS.

Gente pensando.

Una la preside nuestro querido ex-presidente Ánsar, y la otra Jesús Caldera, un ex-ministro de ex-Zapatero. Ahora  no es zapatero sino que es conferenciante y cobra 60.000 tacos por dar charlas sobre ECONOMÍA. Cágate, chaval. La palabra “cinismo” no tenía sentido hasta ahora. Pero continuemos con los “think tank”.
El caso es que estas asociaciones o fundaciones no son nuevas, existen desde los 70 y 80, pero ahora más que nunca están de moda, tanto la institución como la palabra en si, para hacernos ver que los grupos políticos tienen detrás un nutrido cuerpo de cabezas pensantes y que las reformas y modificaciones que llevan a cabo no son gratuitas, sino que están maduradas y re-pensadas por y para el bien del Pueblo Hispanistaní. Eso sólo nos deja una opción:
“Nuestros políticos no piensan, se dejan llevar pensar”. 

No todos, válgame, pero la mayoría no está dispuesta a que ese zumito de color blanquecino al que llaman “neuronas” se les desgaste haciendo cosas como por ejemplo, estrujarse los sesos para salir de una crisis galopante (recesión, dicen) en la que se supone que estamos inmersos. 
¿Por qué decía al principio que esta palabra me suena mal? ¿Por qué me dan ganas de salir corriendo al baño cuando la oigo?

Porque me parece la mayor aberración social que hemos construido desde Eurovisión. Un “think tank” como resumía arriba no es mas que la conjunción de los astros pensantes afines normalmente a una ideología, los cuales se dedican a elaborar sesudos estudios dirigidos a reafirmar las ideas del partido (o grupo) al que sustentan y por el que son sostenidos económicamente hablando. Cambian Prostituyen ideas por dinero, ideas que normalmente a la hora de salir de estos gabinetes del bien-pensar ya están anticuadas y merecen una revisión. Ideas que sabemos perfectamente que no nos benefician en lo más mínimo, porque de todas esas personas que se reunen en un think-tank de carácter asesor orientado a la política, pocos conocen realmente qué está sucediendo aquí abajo.

Pensémoslo fríamente: les estamos dando poder a unos tíos que gobiernan pero que no piensan, que simplemente se dejan guiar por otros que están sentados en un despacho cobrando un sueldo con más letras que tiene esta entrada.  ¿Qué tipo de personas nos podemos encontrar en los “think tank” españoles? Hagamos una breve recopilación de los think-tank no-políticos, que son pocos y aquí cito menos, pero es suficiente. Que me acabo de levantar, señores. 

CIDOB: Se define como no-político. Los cojones: cuenta con miembros como Narcís Serra o Javier Solana y está patrocinado por la Generalitat de Cataluña, el Ministerio de Defensa o el Ayuntamiento de Barcelona, entre otros. 
FRIDE: Se supone que tampoco tiene nada que ver con la política, pero cuenta entre sus filas con unos hermosos Pedro Solbes, Ana Palacio, Joaquín Almunia o Soledad Becerril
¿No-políticos? Como podéis comprobar, el color político se diluye más cuanto más dinero ingresas. 
Qué pelazo asalvajado, es un malote. Normal que tenga a la Botella loca perdida.


Mi crítica radica en que estamos viendo diariamente como se nos reducen los sueldos, como se nos recortan los presupuestos en Sanidad, Educación o prestaciones sociales. Como cada día tenemos menos y cuando tenemos poco, aún nos aprietan más las tuercas porque quieren más y mas. Y lo peor es que les está saliendo de maravilla. Pensad en ésta relación directa:

THINK-TANK ——-> PARTIDO POLÍTICO ———> IDEOLOGÍA POPULAR

Ya sabéis quiénes piensan por y para quien. Ya conocéis quienes son los que les dicen a los políticos: “Es que hay que recortar, que no me llega para marisco”. Ya sabéis de dónde vienen la mayoría de discursos, discursos preparados por algún becario o secretaria utilizando como base los estudios de estas empresas enmascaradas como asociaciones de amiguitos que se reunen a jugar a ser Dios.

Discursos que lamentablemente después oigo en los bares, en un taxi, en un mercado de barrio o allá donde se crucen dos o más filósofos de barra. Esta es la mayor consecuencia ideológica que tiene un “think-tank” en la población de a pie. Y es la que nos está destruyendo como sociedad.

Y muchos a estas alturas, después de leer un tocho infumable y con poco sentido estaréis pensando: ¿Bueno y qué? ¿Qué mas me da a mi? Y si me importara, ¿Qué se puede hacer contra esta gente para evitar que sigan jodiéndonos la vida?

Darles donde más les duele.

PENSAR.

Damas y caballeros, ahora que hay cinco millones de parados en nuestro país y en consecuencia, muchísimo tiempo libre,  deberíamos pensar si estamos caminando por la senda correcta, si las medidas que hemos tomado hasta ahora como Pueblo son eficaces o no.

El domingo hubo una abstención altísima en las elecciones andaluzas, y la mayoría por dejadez, pereza o simplemente, “yo no voto nunca”. Fantástico. Error. 

Mañana hay una huelga general. Una huelga general que en otros tiempos hubiera hecho temblar a cualquier Gobierno, pero hoy día gracias a la precariedad laboral y el hecho de saber que la gente tiene miedo de defender sus derechos, los políticos se limitan a reír a carcajadas mientras se limpian los hocicos manchados de caviar de beluga ruso.

Recordad: viven en la opulencia, y nosotros luchamos por que nuestro sueldo roce los 800 euros. Sus zapatos valen el sueldo nuestro de un mes.

¿No es suficiente ya?

Nosotros somos el  verdadero y único think-tank. Y ellos tendrán que obedecernos.

Filósofos de barra

Noble y castizo es el deporte tan ibérico como es acodarse en la barra de un establecimiento de restauración a arreglar todos los desperfectos del mundo, así se hable de la política interior norcoreana o de la sanidad de Bolivia en los años 50. Hoy he sido testigo, una vez mas, de cómo Hispanistán no solo es germen de innovaciones tales como incorporar un palo a las cosas para que sean otras cosas: también fabrica un especimen único dentro de la raza humana, y es el

HOMO OMNISAPIENTISSIMUS
Que de todo sabe, todo opina y nada conoce. 

Creo que no hace falta que explique mucho cómo funciona esta rama homínida tan arraigada en nuestras tierras, así que me limitaré a transcribir frases literales que me ha dado tiempo a oír justo antes de atragantarme con el bocadillo de jamón serrano que estaba desayunando. Un jamón muy bueno, por cierto:

Nota aclaratoria: El detonante de tan acalorada conversación entre el filósofo supremo (es decir, el camarero) y los parroquianos (en este caso dos: un chico de unos 30 años aparentemente “normal” y un auténtico tiburón de las finanzas que rondaría la cincuentena, de estos que van con gafas de sol a las siete de la mañana y la americana puesta sobre los hombros, gordo como una cebolla) fue la aparición en televisión de las manifestaciones de Barcelona y posteriores disturbios por parte de unos cuántos vándalos.

“Son unos putos perroflautas y se merecen la somanta de palos”


“Para eso está la policía”

“¿Tú te crees que hay derecho a que corten una carretera porque le sale de los huevos? ¡Y dicen que es democracia! ¿Y mi derecho a pasar con mi coche qué?”

“Esta gente perdió en el 36 y se cree con derecho a recuperar un gobierno que ya no existe”

“Aquí en Andalucía lo que hay es mucho dinero, demasiado”

“La culpa es de ellos, que provocan a la policía”

“¿Donde creen que van, si luego hay Relaciones Públicas (¿?) que no saben hablar ni un puto idioma? Donde trabaja mi hermana la gente como mínimo habla dos. 

“Aquí lo que hace falta es un político como los de antes, no como el _______ de Rajoy o el ________ de Zapatero”. (No pude oír los adjetivos)

Os prometo que estas frases son las que me ha dado tiempo a anotar, llevaba bolígrafo a mano. 

Desde aquí, desde mi pequeña tribuna, aunque quizás jamás me lea y si lo hace mejor para él por descubrir que es un auténtico gañán, me gustaría decirle al camarero de dicho bar:
Que esos perroflautas de los que hablas son los mismos que SI salen a la calle a defender unos derechos que nos están siendo robados paulatinamente por políticos y grandes empresarios. 
Que un día quizás serás tú o tus hijos los que recibiréis esos palos que dices que otros merecen, y otros dirán que tú te los merecías. 
Que a mas recortes, menos dinero y menos gente desayunando en tu bar.
Que la policía, teóricamente, está para defender al pueblo y no para enfrentarse a ellos y clasificarnos como “enemigos”. 
Que en el 36 la que perdió fue la Democracia, ya que sufrimos un golpe de estado por parte de los militares que arrebató a un gobierno de DERECHAS la legitimidad de un sufragio universal prácticamente único en Europa. Si, las repúblicas pueden ser de derechas, véase Francia, Italia o Alemania. 
Que la gente tiene el mismo derecho a cortar las calles que tú a cruzarlas. De acuerdo, te crea un daño que puede ser importante en tu economía, pero no se trata de eso, se trata de que entiendas por qué se protesta, para qué y contra quien. Esa gente no protesta contra ti, sino contra políticos que también te putean a ti. 
Que no todo el mundo habla cuatro idiomas como tú. Ah, ¿que no hablas cuatro idiomas? Yo pensaba que sí!.
Y con esto, me voy a dormir tras un día largo, larguísimo. Con esta conversación ha sido suficiente para reafirmarme en mi idea de que España tiene un problema aún mas serio que sus políticos, y son sus propios ciudadanos

Cállese, señor cura.

Siempre, siempre salta un cojo. Siempre dice algo quien más tiene que callar. Siempre habla quien no debe y calla quien no tiene. Y esta vez me infla los huevos al nivel “Balón Nivea”, con idéntica tonalidad cromática, por el esfuerzo.

Atención al vídeo de La Sexta, y a la Nota Oficial de los Obispos de Andalucía. Siento no poder poner mejores enlaces, pero con eso es suficiente.

Es decir: nos dicen vagos unos tíos que viven del cuento en su máxima expresión, que “trabajan” contando monsergas acerca de  un zombie judío, que nació de madre virgen la cual fuera fecundada por una paloma; que puede darte la vida eterna si simbólicamente comes de su carne y bebes de su sangre, y si por vía telepática le dices que lo aceptas como tu maestro, para que pueda remover de tu alma una fuerza maligna que está presente en la humanidad porque una mujer fue convencida por una serpiente parlanchina para que comiera una fruta de un árbol mágico.

Y los vagos somos nosotros. Al menos la idea se la curraron, no me jodas.

Estos señores -en algunos casos, tirando a señoras ya- hablan de trabajo, y no trabajan.

Estos señores hablan de familias, y no pueden tener una. Solo saben acerca de UNA familia cuyo padre es cornudo, su madre virgen y zoofílica y el niño es un zombie. Cojonudo el modelo.

Estos señores hablan de educación, y precisamente ellos pueden saltársela a través del seminario.

Estos señores hablan de nacimientos y muerte, pero no hablan de las vidas de sus “fieles” durante todos esos años. Sólo les importas si tu madre quiere abortar, o si decides abandonar el mundo por voluntad propia. Mientras, NO ERES NADA.

Estos señores hablan de paz y fomentaron las guerras.

Estos señores hablan de amor, y siembran el odio. Bueno, hablan de amor solo con los niños menores de 14 años. No les debe gustar mucho el pelo.

Estos señores hablan de la pobreza y se visten con túnicas doradas, portan anillos de oro macizo y custodian obras de arte de incalculable valor para la Humanidad.

Solo tengo una cosa que decirle a estos curas.

Cállese, Señor Cura. 

Después se asombrarán cuando, durante las revoluciones sociales, ellos sean los primeros en caer. Tiempo al tiempo. 

Primavera Valenciana

Lo que está sucediendo en Valencia, valga el chiste, es de traca: unos violentos y furiosos adolescentes invadidos por la más sangrienta ira agredieron con sus tiernos cuerpos y sus carpetas forradas de fotos de Justin Bieber a las indefensas porras de los antidisturbios que pasaban por allí tranquilamente, durante una manifestación convocada por WhatsApp y Tuenti para exigir lujos como, agárrense los machos, “calefacción” en las aulas.

¿Calefacción? ¿Dónde se creen que viven éstos, en Suecia? ¿Y qué va a ser lo próximo? ¿Material escolar gratuíto?

¿Qué pasa? Si la prensa difama y miente, yo también puedo!

Ahora en serio, los hechos fueron los siguientes: todo comenzó con un corte de tráfico. Algunos estudiantes,de entre 12 y 17 años del Instituto Lluis Vives de la capital valenciana llevaban protestando unas semanas los miércoles, cortando durante 10 minutos una calle, debido a que no había fondos en un instituto de Castellón (por los recientes recortes en el ámbito educativo) para conectar la calefacción y evitar esa molesta sensación de escribir con las manos congeladas. Porque Valencia no será nórdica, pero con 5º o 6º grados centígrados a las 9 de la mañana es suficiente para que cueste utilizar un bolígrafo. El 15 de Febrero, el estudiante de 17 años Andreu, es detenido y llevado a comisaria. En España, te guste o no, si tienes 17 años sigues siendo menor. Los policías no pensaron en eso. Y las protestas continuaron.

Aquí llega lo grande: los antidisturbios, enviados para “controlar a los violentos” se dedicaron básicamente a apalear a todo aquello que se movía y ello ha provocado nuevas protestas.

Los pelirrojos no tienen alma. No le dolerá mucho tener 90 kgs de policía encima. 

Y vaya si las ha habido. Resultado de las nuevas manifestaciones fue el envío de más antidisturbios para atajar de una vez por todas la insostenible situación de estos “gamberros”. Su método preferido ha variado desde empujar contra un coche en marcha a un par de muchachas acojonadas y abrazadas, o dando empujones a dos señoras de cierta edad (las señoras se vuelven muy violentas a veces), o a un chico con gafas que ni siquiera estaba protestando. Y nadie pega a un chico con gafas.

Ahora, además de suprimir los recortes contra la Educación, los estudiantes y numerosos ciudadanos piden la dimisión de la Delegada de Gobierno, Paula Sanchez de León, (algo que no hará) que aparte de hacerse la loca con el asunto lo ningunea y da la razón a los antidisturbios, aunque más tarde admitieran que se habían “excedido”.

Eso si, más tarde también admitieron que los que se excedieron habían sido los estudiantes, no la Policía. Hasta ahí podíamos llegar.

A esto debemos sumar las declaraciones del Jefe Superior de la Policía de Valencia, el cual trata de “enemigos” a los manifestantes. Tarde o temprano se les iba a ver el plumero. Un señor que por cierto, tiene cierta afinidad con grupos de corte neofascista. Paula Sanchez debe estar contenta, tiene a todo un experto en palizas al frente de su jauría de perros.

Apuestos, valientes y gallardos aguardan el momento del enfrentamiento contra los brutales adolescentes. 
Y quieren su huesito.

Las noticias de los salvajes apaleamiento por parte de los citados mandriles con casco se extiende por toda España y mas allá. Aparece en televisiones y prensa de este lado del globo (en el otro no están para tonterías) y critican la actuación de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Lo de “Seguridad” es porque te aseguran un buen bastonazo si te atraviesas en su pequeño campo de visión.

Continúan las manifestaciones y no sólo en Valencia. Ayer martes el resto de España ha mostrado su repulsa contra estos actos de violencia de distintas formas: manifestaciones a lo largo y ancho de la piel de toro, convocatorias frente a las sedes del PP, huelgas para el día 29 y un Twitter que arde bajo el hashtag #PrimaveraValenciana. Y aquí llegamos al núcleo de la cuestión:

Utilizar el concepto de “Primavera” haciendo referencia a la “Primavera Árabe” vivida el año pasado es un claro síntoma de que por fin la gente va siendo, poco a poco, más consciente de que no vivimos en un estado de Derecho, de que en éste país no existe una libertad real, que lo único real que hay en éste país se apellida Borbón y que muchas, muchas cosas tienen que cambiar. Y la primera es la conciencia popular. La conciencia de grupo. De que siendo “individuos” no seremos ricos ni famosos, como nos hacen creer desde los grandes medios de comunicación.

Porras contra libros. Gana la banca. 

No somos capaces de articular un movimiento aunado. No somos capaces de organizarnos como sociedad para conseguir aquello que exigimos. No somos capaces de ponernos de acuerdo y nos centramos en discusiones sobre quién nos estafa mas, y a quién votaremos para que al menos, ya que nos dan por culo, nos dé alguien de nuestro color político. Eso debe terminar.

Esos chicos han nacido todos en los 90 y empezaron a entender la política apenas hace unos años. Conocen la Hispanistán próspera del ladrillo y sueldazo, del albañil con un BMW y el ingeniero con un pasaporte rumbo a Escandinavia. Saben qué es Gran Hermano, pero pocos conocen la figura de Santiago Carrillo, de Adolfo Suarez, y pensarán que Fraga era “un señor muy viejo que andaba raro”.

Pero esos chavales han tenido más cojones que el caballo de Espartero y se han echado a las calles. Hoy Valencia se desperezaba un poco para apoyar a unos críos que afirman que sólo quieren estudiar sin que les molesten los pingüinos deslizando entre los pupitres. Que los habrá que se hayan unido al jolgorio sólo para no tener clases, vale: son chavales, les gusta la juerga. Todos hemos tenido esa edad. Pero que también los hay comprometidos con lo que está sucediendo y van a luchar por aquello que creen necesario. Así se forman buenos espíritus críticos. Espíritus críticos que votarán en las próximas generales y autonómicas.

La moda siempre vuelve.

Me gusta pensar que éste movimiento, en cuyo honor he bautizado la entrada, es una prolongación en el tiempo y en el espacio de las ideas que surgieron en España en Mayo del 2011. Dudo que el 15M tenga nada que ver en ésta ocasión, pero hemos visto algo clarísimo: el choque entre la libertad y la opresión. O mas bien, cómo la libertad se revuelve dentro del enorme saco de mierda que supone vivir bajo este tipo de sociedad que nos condena a ser números impresos en una tarjeta de plástico. Ocho números y una letra. Eso quieren que seamos. Pero tenemos que ser algo más. Necesitamos ser algo más.

Necesitamos una primavera, el despertar después de un largo y frío invierno pero no solo en Valencia, sino aquí en Andalucía por ejemplo, un despertar que nos sacudas a esas pulgas chupasangres políticas. O en Madrid, Villa y Corte de la Emperatriz Aguirre, o en Cataluña, o en Galicia, o allá donde la corrupción política posa sus garras. España necesita a su población activa y potente, saliendo a las calles a gritar que queremos una libertad REAL y no me refiero a dejar escapar al monarca, el cual puede irse a tomar viento fresco si quiere. Me refiero a poder decidir y poder elegir a unos gobernantes que se preocupen por la ciudadanía. Me refiero a exigir una sanidad y una educación pública y gratuíta. Me refiero a que dejen de financiarse aeropuertos vacíos, Fórmulas Uno y duquesas campechanas para darle a la sociedad lo que realmente le corresponde: la soberanía de su destino.

Ánimo valencianos. Vuestro ímpetu se está extendiendo por toda España, tal y como pasó con el 15M. Aprovechad la ocasión y haceos notar. La Red estará encantada de compartir vuestros vídeos, vuestras opiniones, vuestros blogs y vuestras ideas. Sed fuertes, y adelante.