humor

13 situaciones que has vivido en Sevilla

Unas cuantas situaciones que seguro que te son familiares si eres de aquí o has vivido aquí. Siempre más allá de los tópicos, claro…

1. Cuando pasas por el “bar del adobo” en la calle Tetuán 

1bob

2. Cuando vas a coger el Metro en plena Madrugá

2metro

3. Cuando te cuelan en alguna discoteca del centro sin hacer cola

3discocola

4. Cuando intentas convencer al portero de una caseta de la Feria para entrar.

4porfavor

5. Cuando regalan algo en la estación de San Bernardo y lo ves desde las escaleras

5sanber

6. Cuando te dicen de ir a patinar a la pista de hielo de la Plaza de San Francisco

6patinar

7. Cuando tienes la cena de Navidad en la Choza de Manuela

7choza

8. Agosto

8agosto

9. Un domingo de agosto

9domin

10. Cuando tu amigo el valiente se arranca por sevillanas

10amigo

11. Cuando tu amigo el valiente de antes lleva seis sevillanas. Seguidas.

11amigo2

12. Paseando por la Avenida en Navidad

12avenida

13. Esquivando a los de UNICEF frente a FNAC

13unicef

Y me dejo unos cuantos, ¡que no hay que abusar!

Anuncios

Disfraces de Halloween

Saltándonos la polémica -que cada año es la misma- de si es lícito o no celebrar una tradición tan americana irlandesa celta americana en nuestro país, como también lo es ponerse ciego a hamburguesas o desayunar pizza, lo que más me gusta de Halloween es la capacidad de la gente y su creatividad a la hora de ponerse un disfraz. Por ejemplo:

Si eres tía, guapa y te pones unas alitas negras, es un ángel caído.
Si eres tía, fea y te pones unas alitas negras, eres un murciélago. O el mayordomo de Batman, según el bigote.

Si en carnavales te disfrazaste de mecánico, ahora te puedes disfrazar de mecánico muerto.
Si te disfrazaste de marinero, de marinero muerto. Si te disfrazaste de folclórica, ahora de Carmina.

Si en carnavales te disfrazaste de enfermera, ahora puedes reciclar ese traje y disfrazarte de enfermera muerta…y zorra. ¿De zombie? Zombie zorra. ¿Vampiresa? Zorra. ¿Zorra?  Doble McZorra.

Ella sabe porqué lo digo.
Recuerdo en Cádiz, cuna y casa del arte para disfrazarse, uno tío que me pareció gracioso cuando lo vi tirando de un carrito de estos de la combra y cantando copla, y decía que era Manolo Escobar. Anoche de pasada también vi uno igualito, aunque ahora que lo pienso me queda la duda de si era algún mendigo haciendo su agosto con los restos del botellón de los críos. Pero que podía servir, vamos.

Con lo que me vengo a referir en ésta entrada es que señores, ya que adoptamos una tradición, al menos hagámoslo a lo grande. Que parece que éste país no sólo es cutre para juzgar políticos, sino hasta para ponerse una puñetera careta.

Y ahora…¿Quién nos gobierna?

Vamos a ser positivos. Vamos a asumir que tras la tirada de manta que acaba de protagonizar Luis Bárcenas termina por provocar la caída sin frenos y cuesta abajo en la que se ve sumido el PP. Vamos a pensar que por un momento la Justicia en este país funciona y que dan por buenos los famosos “papeles”. Y que nos levantamos un día y de pronto todos los titulares coinciden: “Dimite Rajoy“. Desde este punto pueden pasar varias cosas:

1. Que se convoquen nuevas elecciones
2. Que se le sustituya por alguien del propio gobierno menos cubierto de mierda
3. Que se le sustituya definitivamente por un plasma

Sigamos siendo positivos y pensemos que se convocan elecciones generales. Cada partido presentaría su candidato y daría comienzo el festival del humor pero…¿qué candidato sería capaz de coger en este momento las riendas del país y poner un poco de orden en el caos?

Veamos pues qué nos puede ofrecer a día de hoy la política española:

En el PP: 
-La Vicepresidente del Gobierno, Soraya Saez de Santamaría. Sigue siendo la segunda al mando y puede encontrar trufas.
-Esperanza Aguirre, como parte del PP más radical y extremo. Hoy ha desayunado dos culebras con limón.
-Alberto Ruiz Gallardón, porque gracias a sus cejas siempre tendríamos buenas caricaturas.

En el PSOE:
Rubalcabra Rubalcava, como Presidente del partido en la oposición.
-Elena Valenciano también conocida como “La que no se entera de ná
-Felipe González. Si, ¿qué pasa? Si vuelve Aznar él también puede. Aquí no hay momia política que valga.

En IU:
-Llamazares a.k.a “El moro“. Si Anguita es el Califa, él no iba a ser menos. EE.UU tiembla ante tal posibilidad. No pongo a Cayo Lara (el candidato de verdad) porque…pues no sé, no tenía por donde sacarle el chiste.
-Alberto Garzón, el diputado más joven del Parlamento. Botellón gratis para todos, pásalo (por WhatsApp, claro)
-Julio Anguita, al nivel de Gonzalez y Aznar. Matadme.

Canta Bárcenas, canta!

En UPyD:
-Rosa Díez, que si saliese elegida no estaría segura de si gobierna el PSOE o el PP.
-Toni Cantó, por aquello de las “7 vidas”. Y porque podría ganar a Rajoy diciendo tonterías.
-Encarni Rodriguez, la señora de la limpieza. Sin duda será capaz de decir cosas más coherentes que los dos anteriores.

Estos serían los candidatos de los principales partidos. Los cuatro jinetes del Apocalipsis que podrían relevar a Rajoy en la dirección de este enorme barco que no sabe a dónde va. Cualquier opción es a partes iguales triste y divertida, como un payaso muerto. Pero aún podemos encontrar otros tantos candidatos que si bien estarían fuera de las formaciones políticas, podrían ser bastante útiles a la hora de sentarse en el Trono de Hierro Sillón presidencial. Veamos quiénes son:

Jordi Évole: quizás no dirija muy bien el país, pero todos los domingos tendríamos un bonito programa acerca de farmacéuticas malvadas o de alimentación bioquímica patrocinado por el Gobierno. Ya es algo más que los discursitos actuales.

Carmen de Mairena: mandaría al carajo a todo el mundo mucho antes de ser incluso elegida Presidente del Gobierno. Eso si, el Ministerio de Interior pasaría a llamarse “Ministerio de mi Coño”. Las cosas claras.

Lucía La Piedra: fomentará el Palotismo Institucional y le sacará brillo a todas vuestras propuestas. Ya no es actriz porno pero donde hubo fuego…

Edd Stark: es divertido porque si se va mucho de la lengua, le terminan cortando la cabeza. ¿Que es de ficción? ¿Y Rajoy no?

Jorge Cadaval a.k.a “El alto de los Morancos”: dado que puede interpretar a varios personajes a la vez, ahorraríamos un montón en Ministros y otros cargos innecesarios.

Desde Menéame me dicen que añada a Jose Mota:

Imita muy bien a los del PP y a los del PSOE. Que falla uno, pues imita a un persona de otro partido y nos ahorramos gastos en elecciones. Total da lo mismo.” (Chapulina)

Como siempre se dice, “son todos los que están, pero no están todos los que son”. Lo que pasa es que me da pereza poner más cosas. Además, durante la redacción de esta entrada Rajoy ha “declarado” cosas como ésta ante las preguntas (dos como máximo y parece que una de ellas ha sido “pactada“) relativas a los SMS entre él y Barcenas.

“Sobre este asunto, lo que quiero decir es que el Estado de Derecho no se somete al chantaje. En este asunto lo sustancial es que la Justicia está trabajando de forma independiente y con la colaboración del fiscal. No hay, no ha habido ni habrá ni sugerencias ni presiones ni a la Justicia, ni a Hacienda, ni a la Policía ni a ningún otro escalón administrativo que esté sujeto a este proceso. Y la mejor prueba es que las personas son las mismas que lo llevaban antes de la formación  del actual Gobierno. Las instituciones actúan, han actuado y actuarán de acuerdo a las leyes y a la Constitución”. 

Después le han hecho otra pregunta y ha respondido exactamente lo mismo pero cambiando el orden de las palabras. Y si le hubieran preguntado por la defensa de las Fiestas de San Agustín, que se realizan en el pueblo de Villanueva de Los Frailes, yo creo que hubiera respondido lo mismo.

Este verano, digan lo que digan, viene bien calentito…

Si esto es arte, yo soy Leticia Sabater.

A mi me ha dejado sin palabras. Yo no sé vosotros, pero me encantaría que un “experto” en estas artes me explicara cómo puede llegar a apreciarse a una mamarracha dando gritos de esa manera en mitad de un salón. Y no sé quién tiene más culpa, si ella por hacer la mongola con las mismas gafas que llevaba en 1974 o la caterva de modernos a su alrededor haciendo como que entienden algo.

Que si, que vale, que quizás mi mente está poco evolucionada, que no estoy hecho para comprender las sutilezas del arte conceptual y que soy un insensible por no percibir el mensaje de sufrimiento, tristeza y amargura que la viuda de John Lenon pretende transmitirme.

Pero a mi me parece un pedazo de mierda gigantesco.

A mi me cae mejor la versión de Ono que hicieron los de Muchachada Nui, la verdad.

“Llevo muchos años haciendo el imbécil”.

Suficiente internet por hoy. 

Contradicciones.

Uno va por ahí, matando horas ya muertas, saltando de vídeo en vídeo en Youtube cuando de pronto algo perfora tu cráneo y llega hasta lo más profundo de tu ser.

No, no son más más torturas como las del otro día. Es algo más tirando hacia lo metafísico. Pero primero, veamos el vídeo.

¿Veis? Qué sonido, ¿verdad? Tan místico, tan agradable, si fuera algo tangible sería miel derramándose por el borde del tarro. ¿Y ellos, qué tal? Hippies de libro, con sus rastas de hippie, sus gorros de hippie, sus pantalones de hippie, sus collares de hippies…vamos, un hippie de verdad, de los auténticos, de los convencidos! (Y bravo por ellos, por cierto)

…pero un momento. ¿Qué son esos instrumentos del diablo? ¿Qué clase de brujería es esa?

Entonces es cuando uno empieza a buscar hasta que se le termina por ir la cabeza, pero justo antes de eso te enteras de cosas como que esos instrumentos se llaman “Hang”  y se fabrican en Suiza aunque bien podrían venir del Caribe.

¿Qué qué tiene que ver esto con el título o con el resto de la entrada?

Pues ahí donde veis a estos dos hippies de bandera han tenido que viajar a la fábrica matriz en Berna, donde sólo los propietarios de la patente del tambor metálico pueden fabricarlos en todo el mundo, y desde 2009 “sólo” se han producido unos 6000 instrumentos. Sólo se venden en dicha fábrica, nada de internet ni moderneces esas antihippies. Previamente a la visita hay que enviar una carta, la cual si es seleccionada es entonces cuando te permiten comprar el instrumento, aunque la carta puede tardar meses en ser contestada, según Wikipedia.

¿Y del precio?

Bueno, si somos tan modernos que compramos instrumentos nada más que se inventan, en éste caso nos hubiera salido por la módica cantidad de 400 euros, más o menos. Pero ahora mismo, como somos más modernos aún y tan hippies, el instrumento cuesta alrededor de 2000 euros. Si si, se puede ser muy hippie y se puede tener 2000 euros para gastarse en un instrumento y luego tocarlo en la calle. Ojo, que a juzgar por las caras del de la derecha, debe estar disfrutando un montón y en otros vídeos con otros músicos se les ve como mínimo felices. Pero es que un hippie depresivo no es un auténtico hippie. Ya me entendéis.

Lo cierto es que me impacta un poco que personas así, que suelen proclamar que adoran una vida sencilla y tranquila, sin grandes lujos ni excesos, sin pensar en posesiones materiales y buscando paz tanto interior como exterior, se puedan gastar el dineral que debe costar ir a Berna y traerse una cáscara metálica de éstas. Que a mi me parece cojonudo, os lo prometo: de hecho me gusta el sonido y el ritmo que tienen.

Pero que no. Es decir, que si, pero que no.