musica

Contradicciones.

Uno va por ahí, matando horas ya muertas, saltando de vídeo en vídeo en Youtube cuando de pronto algo perfora tu cráneo y llega hasta lo más profundo de tu ser.

No, no son más más torturas como las del otro día. Es algo más tirando hacia lo metafísico. Pero primero, veamos el vídeo.

¿Veis? Qué sonido, ¿verdad? Tan místico, tan agradable, si fuera algo tangible sería miel derramándose por el borde del tarro. ¿Y ellos, qué tal? Hippies de libro, con sus rastas de hippie, sus gorros de hippie, sus pantalones de hippie, sus collares de hippies…vamos, un hippie de verdad, de los auténticos, de los convencidos! (Y bravo por ellos, por cierto)

…pero un momento. ¿Qué son esos instrumentos del diablo? ¿Qué clase de brujería es esa?

Entonces es cuando uno empieza a buscar hasta que se le termina por ir la cabeza, pero justo antes de eso te enteras de cosas como que esos instrumentos se llaman “Hang”  y se fabrican en Suiza aunque bien podrían venir del Caribe.

¿Qué qué tiene que ver esto con el título o con el resto de la entrada?

Pues ahí donde veis a estos dos hippies de bandera han tenido que viajar a la fábrica matriz en Berna, donde sólo los propietarios de la patente del tambor metálico pueden fabricarlos en todo el mundo, y desde 2009 “sólo” se han producido unos 6000 instrumentos. Sólo se venden en dicha fábrica, nada de internet ni moderneces esas antihippies. Previamente a la visita hay que enviar una carta, la cual si es seleccionada es entonces cuando te permiten comprar el instrumento, aunque la carta puede tardar meses en ser contestada, según Wikipedia.

¿Y del precio?

Bueno, si somos tan modernos que compramos instrumentos nada más que se inventan, en éste caso nos hubiera salido por la módica cantidad de 400 euros, más o menos. Pero ahora mismo, como somos más modernos aún y tan hippies, el instrumento cuesta alrededor de 2000 euros. Si si, se puede ser muy hippie y se puede tener 2000 euros para gastarse en un instrumento y luego tocarlo en la calle. Ojo, que a juzgar por las caras del de la derecha, debe estar disfrutando un montón y en otros vídeos con otros músicos se les ve como mínimo felices. Pero es que un hippie depresivo no es un auténtico hippie. Ya me entendéis.

Lo cierto es que me impacta un poco que personas así, que suelen proclamar que adoran una vida sencilla y tranquila, sin grandes lujos ni excesos, sin pensar en posesiones materiales y buscando paz tanto interior como exterior, se puedan gastar el dineral que debe costar ir a Berna y traerse una cáscara metálica de éstas. Que a mi me parece cojonudo, os lo prometo: de hecho me gusta el sonido y el ritmo que tienen.

Pero que no. Es decir, que si, pero que no.

Anuncios

Surra de bunda (NSFW)

ATENCIÓN: Los vídeos que se muestran a continuación han de ser contemplados como objeto de estudio documental y no como algo erótico o relativo al sexo. Si queréis algo hardcore os ponéis el telediario de TVE pero el de mediodía, como hacemos todos.

No soy muy de hacer estas entradas, pero es que sólo la carita de los “voluntarios” para semejante baile ya merece la pena no una entrada, sino un blog entero!

La “surra de bunda” es lo que su propio nombre parece indicar: se traduce como “azotar el culo”. Es un baile brasileño creado por “Las Tequileras” (esto más que un nombre parece una declaración de intenciones), tres muchachas de Sao Paulo que también tienen pinta de hacer bodas, bautizos y comuniones. El baile en sí es bastante salvaje, hasta el punto en el que se llega a ver cómo la damisela, tras unos contoneos armoniosos y nada desacompasados, coloca sus tobillos en los hombros de la víctima para llegar a meterse la nariz de éste entre los mofletes del culo, pero violentamente.

¿Violentamente?

Violentamente.

Después ya, según la bailarina que sea pues igual las ves lanzándose en caída libre hasta la entrepierna de su víctima o matando un tiburón a pellizcos. Bueno, esto último no ocurre, pero lo parece por lo brutas que son. Aquí las famosas “Tequileras” en sus comienzos, hace ya unos tres años.

Luego ya los vídeos que te vas encontrando pues pueden derivar en lo que podríamos considerar a medio camino entre una masacre y un genocidio….testicular. Yo creo que en realidad él no es consciente de donde está ni de qué hace ahí en medio. Esto es lo que llaman “Sentadão”: Así a ojo esto son ochenta kgs de peso, principalmente piernas, cayendo sin control sobre la pobre víctima que seguramente será devorada tras éste complejo ritual.

Pero tienen más víctimas, y a éste seguro que no lo dejaron escapar, que está la cosa muy mala. 

Este otro vídeo ya es más de recrearse olfativamente hablando. Porque lo vais a oler. 

Ahora viene lo divertido: ¿os imagináis que fuera una mujer la que se sienta en el suelo? ¿que viene un bailarín y le frota sus partes pudendas por la frente? ¿que aprovecha su posición de poder para denigrar a la muchacha?

Bueno vale, eso se llama reggaeton. No he dicho nada.

Al menos con ésto ya tenéis entretenimiento para un rato. Pasad buen fin de semana!

Musicología forense. Hoy: Leticia Sabater!

Si hay algo que me fascina en nuestro mundo actual es la facilidad con la que una persona puede llegar a las demás y transmitirle sus ideas. Puedes escribir algo y en cuestión de segundos podría estar en la pantalla de cada uno de nuestros ordenadores, smartphones, tablets y lo que quieras en cualquier rincón del mundo. Puedes montar una página web y comprar productos de Soria viviendo en Londres y venderlos en el mismísimo Tibet.

Y también puedes aterrorizar a miles de millones de personas haciendo vídeos como éste. Ha habido directores de cine que ya la proponen como “Mejor corto de terror de la década”. Y no les quito razón.

Para entender bien este vídeo, iré diseccionando cual forense los puntos más importantes de la grabación, ahorrándoos así tener que verlo tantas veces como yo lo voy a ver. Sabed que os quiero mucho y que si no sobrevivo al día de hoy, mi abogado ya tiene instrucciones.

Al lío. 

0.05 Se nos presenta Leticia conduciendo un coche que demuestra el bajo presupuesto del video, acompañada de un gorro de paja y unos guantes a todas luces robados a algún mendigo despistado en un comedor social.

0.06 Atención, vienen curvas. Su suave y delicado contoneo recuerda a las bailarinas exóticas del lejano oriente.

0.12 Meneíto rápido de un inexistente culo para reajustar las bragas. Mentira: no lleva.

0.26 Sucesión de movimientos hipnóticos con las manos para distraer nuestra atención.

0.28 Atención, se acerca la primera verdad: “Señor “polisman”, odio el control de alcoholemia”. Sublime. Desgarrador. Con falso acento inglés para deleite de los DJ’s de pueblo.

0.33 Atención al movimiento de manos, porque se va a repetir durante todo el vídeo. Los daños neuronales aquí ya eran severos.

0.58 Segunda verdad: “Papito, qué pedo me llevas”. Esto me ha costado cogerlo porque lo dice al momento de quitarle la gorra al “polisman”, y pensaba que decía “pelo”. Arte.

1.02 Atención, estrofa. “Me gustan latinos/me ponen cachonda/cuerpos musculosos/me pone su anaconda. Me llaman princesa/me pongo juguetona/me comen la oreja/mi pecho se empitona”. Esto creo que es de Góngora pero no lo tengo muy claro. Cuando dice anaconda se está descojonando de si misma y le comprendo: yo también lo hago.

Hasta 2.05 se repiten los movimientos manuales, los bailecitos refregones en la piscina con dos gogós sin aparente actividad neuronal (por la descoordinación al bailar, digo), los saltitos en la tumbona y finaliza con un “Every people is hot with me”. Dos ingleses han sido sacrificados por esto.

2.11 “Call me sixty-nine”. Llámame 69. Una clara alusión al número de su celda cuando cumplió la condicional.

2.44 La policía se pone violenta: hay disturbios. Ante la mirada de siete fornidos muchachos, las autoridades simiescas despojan a la protagonista del vídeo de la parte superior de su bikini. Vuestras córneas están a salvo: no se le ve nada.

3.34 Mi sentido arácnido se dispara: ¿el descapotable se mueve o no se mueve? Atentos al reflejo en el espejo retrovisor lateral.

3.42 No dejéis de mirar al gogó en primer plano, cómo coquetea con la cámara. Esa sonrisa le delata.

3.52 Finaliza el clip con un pequeño regalo de la cantante que sin duda os encantará. Una pista: antes os mentí.

De todo el vídeo en si puedo extraer algunas conclusiones que sin duda los lectores tendrán a bien comparar conmigo. La primera de todas ellas y la más evidente: el gran triunfador de la grabación es el camello. Ese tío se ha hecho de oro seguro. Nótese el uso de gafas de sol constantemente: no sabemos si es para ocultar hábilmente la intensa mirada de la presentadora catalana o existen otros dilatados motivos.

Contemplo con estupor como la “Xuxa española” que llegaron a llamarle en su día, tras su escaso éxito al buscar novio online con todo el desparpajo de una gran presentadora como ella es se lanza descarada y picarona a lo que se llama “tirar la caña”, aunque en su caso es más pesca de arrastre: lo que caiga cayó. Sea lo que sea. No pudo por las buenas: será por las malas. Por las malotas en realidad. Malotas y cochinotas.

Seguro que ahora mismo miles de jóvenes de entre 23 y 30 años están en sus casas escondidos en el sótano o en el cuartillo de la limpieza, con la mirada perdida en el horizonte, abrazando sus rodillas y repitiendo como un mantra “por qué, por qué, por qué…” al ver a la que fue un ídolo de masas infantil allá por los 90 convertido en un putón desorejado que parece sacada de las que expulsaron del cásting de Gandía Shore.

Y hasta aquí el análisis musicólogo forense de hoy. Espero que os haya gustado y hayais disfrutado tanto como yo con esta maravilla de la que espero podamos disfrutar durante muchos, muchos años.

Yo mientras tanto voy a arrancarme los ojos con dos cucharas que tengo puestas al fuego. Id en paz.

Sweet Spain

Dulcérrimo vídeo, tal y como indica el título, donde podremos ver tres lugares de España (Sevilla, Madrid y El Chorro) aplicando la técnica “tilt-shift” para que todo parezca una gigantesca maqueta.

Sencillamente delicioso!

Mi recomendación: ponedlo en grande y en HD. Nunca la alta definición tuvo un uso tan bueno como en este tipo de vídeos.

Nota: Para los que no conozcáis Sevilla, se pueden ver cosas como:

-El Alcázar, desde arriba.
-Patio de los naranjos de la Catedral.
-Metropol Parasol, por abajo y por arriba.
-Casas desde arriba
-Vistas de Sevilla
-Plaza de la Virgen de los Reyes
-El río desde el Puente de Triana.
-El río desde la Torre del Oro.
-Paseo de Colón.
-Torre Pelli en construcción.
-Feria de Sevilla
(Imágenes de Madrid)
-Maestranza