viajes

Diez consejos para cuando vayas a un hotel.

Aquí van diez consejos que te serán muy útiles para la próxima vez que te alojes en un hotel desde que entras por la puerta hasta que vuelves a salir por ella.  No cuento nada nuevo y en general se basan principalmente en mi experiencia estos nueve meses de trabajo, y yo he mismo he podido comprobar que cuando se siguen estas pautas de pronto todo es mucho más fácil y gratificante, tanto para el cliente como para el trabajador. Añado algunos ejemplos, por si a alguien les sirven.

Venga, ¡no perdéis nada por probar!

1. Saluda

Parece mentira, pero algunas personas dan por hecho que el saludo es algo innecesario ya que en un hotel te van a recibir igual, digas algo o no. En absoluto: es la forma más efectiva para que todos los empleados empiecen a saber quién eres y no pasar por situaciones como tener que repetir veinte veces en qué habitación te alojas. A nadie le gusta decir su nombre una y otra vez, ¿verdad?

2. Da las gracias

Cuando hacemos algo por alguien…¿no nos gusta recibir un sencillo “Gracias” como respuesta? A los trabajadores de un hotel también. A algunos los verás a diario (recepcionistas, camareros) y a otros no los verás jamás (lavandera, costurera, camareras de pisos…), así que ¿qué tal si jugamos a las notas? Estoy seguro de que si en la bolsa de ropa sucia que has pedido que te laven pones una nota dando las gracias por adelantado a la persona que las lavará, lo hará con mucho más mimo y más rápido. O sobre la mesa, antes de que vengan a limpiar. Pruébalo y me cuentas.

Ejemplo: Una familia catalana que desde que llegó supo agradecer cada gesto que hice por ellos sin tener realmente porqué hacerlo, era sencillamente educación. ¿Resultado? No recordaban dónde habían dejado el carrito del bebé y cuando fue localizado me fue sencillísimo identificarlo y enviárselo a la habitación cuando mi compañero me preguntó por él por teléfono, ya que él no estaba delante en el momento de perder el carrito. De no haber sido tan simpáticos y agradables -y quedarme con sus caras- quizás no habría recordado tan rápido en qué habitación se alojaban.

(más…)

Anuncios

Balance de 2013: el año del trabajo y el aprendizaje.

Terminando 2013 a todos nos gusta pararnos un momento a reflexionar acerca de cómo nos ha ido durante todo ese tiempo: si estamos mejor o peor que cuando lo empezamos, si hemos conseguido aquellas promesas que nos hicimos al principio o no, o si sencillamente ha sido “uno más”. Si tuviera que quedarme con algo en concreto de éste 2013 que nos deja ese sin duda es el ámbito laboral: a grandes rasgos se puede decir que ha sido el mejor año hasta ahora.

Comencé el año contando cómo me habían echado de una empresa por no haber cedido a sus absurdas exigencias; más tarde comencé unas prácticas en uno de los mejores hoteles de la ciudad y donde he conseguido quedarme aunque sólo sea en momentos puntuales que van desde unos días sueltos a meses completos (el único punto negativo ha sido la relación con algunos “compañeros“). A finales de verano conseguí de abrir una pequeña “empresa” basada en márketing de afiliados abriéndome un mundo nuevo de posibilidades económicas y desde septiembre también tengo que añadir en la nómina el bar de copas que también he citado alguna vez. Y como guinda del pastel, sobre la mesa tengo un par de proyectos muy interesantes: uno relacionado con éste mismo blog y otro que está todavía en la fase de brainstorming del que más adelante tendréis noticia. Termino pues 2013 trabajando, y lo comenzaré trabajando.

(más…)

¡Ya estoy de vuelta!

Después de un par de meses sin actualizar mucho, aquí estoy de nuevo para seguir dando guerra. El motivo no ha sido otro sino el inicio de mi nuevo proyecto, Yaraqué.com, un portal de viajes donde podréis reservar habitaciones, comprar vuelos y ferrys, con una sección especial dedicada a Andalucía y los mejores destinos así como recomendaciones gastronómicas o de lugares para visitar, o cuál es la mejor manera de llegar hasta esos destinos.

Espero que os guste y que cualquier cosa que necesitéis, la preguntéis. Un saludo!